Deporte y Vida

EJERCICIO FÍSICO

1 hora de entrenamiento en agua quema hasta 1.000 calorías

El agua aumenta la resistencia a la que se enfrenta el cuerpo, elevando el número de calorías quemadas y acelerando la tonificación de los músculos.

ejercicio en agua
as.com

Dado que estamos en verano, estas son buenísimas noticias, ya que entrenar en el agua puede hacer que quememos hasta mil calorías. Ya sea en el mar, en la piscina de tu urbanización, o en clases colectivas de tu gimnasio.

Y es que realizar ejercicio en la playa o la piscina permite no solo compatibilizar el deporte con las vacaciones, sino que además, incrementa la efectividad del entrenamiento. Esto se debe a que el agua aumenta la resistencia a la que se enfrenta el cuerpo, elevando el número de calorías quemadas y acelerando la tonificación de los músculos.

1 hora de entrenamiento en agua quema hasta 1.000 calorías

"En una sesión de una hora de cualquier deporte acuático se pueden quemar hasta 1.000 calorías. Ejemplo de ello es que 15 minutos de desplazamiento dentro del agua equivalen a 40 minutos de trote fuera de ella. Por otro lado, la búsqueda del equilibrio, tanto dentro como sobre el agua, supone un esfuerzo mayor para el abdomen, que se verá reforzado independientemente del ejercicio que se realice", cuentan desde Zagros Sport.

"Entrenar en el agua también es sinónimo de un menor riesgo de lesiones debido a que se produce un menor impacto sobre músculos y articulaciones. Una de las claves de su mayor eficacia y menor nivel de impacto se encuentra en que el peso del cuerpo se reduce casi en un 80 % dentro del agua. Esto permite una mayor libertad de movimiento y la ejecución de posturas o ejercicios que, fuera del agua, podrían conducir a lesiones", añaden.

Es por eso que muchos deportistas lesionados se recuperan en el agua, al igual que personas mayores a los que los movimientos en seco les pueden hacer más daño que el propio ejercicio, e incluso las embarazadas, cuyos movimientos son más complicados a medida que avanza el embarazo, además de estar muy muy pesadas en el segundo y tercer trimestre, dependiendo del volumen de la tripa.