Deporte y Vida

SALUD

Limitar el consumo de bebidas azucaradas podría reducir los casos de cáncer

Una nueva investigación a cargo de científicos franceses, publicada en The BMJ, sugiere una posible asociación entre un mayor consumo de bebidas azucaradas y un mayor riesgo de cáncer.

bebidas azucaradas, azúcar, salud, cáncer, nutrición
as.com

Vaya por delante que se trata de un estudio observacional que no permite establecer causalidad, aunque la amplitud del estudio y el ajuste realizado en relación a una amplia gama de factores potencialmente influyentes permiten tomar en consideración la investigación realizada por científicos franceses que sugiere una posible asociación entre un mayor consumo de bebidas azucaradas y un mayor riesgo de cáncer.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores, liderados por el profesor Bernard Srour de la Universidad de París Norte, incluyeron en la muestra a 101.257 adultos franceses sanos (21% hombres, 79% mujeres) con una edad promedio de 42 años en el momento de inclusión del estudio de cohorte NutriNet-Santé, y fiueron sometidos a seguimiento durante un máximo de 9 años (2009-2018).

Los resultados de la investigación, publicados en The BMJ, reflejaron un mayor consumo diario promediode bebidas azucaradas en los hombres que en las mujeres (90,3 mL v 74,6 mL, respectivamente). Durante el periodo de seguimiento se diagnosticaron y validaron 2.193 primeros casos de cáncer (693 cánceres de mama, 291 cánceres de próstata y 166 cánceres colorrectales), mientras que la edad media de diagnóstico fue de 59 años.

Los datos también muestran que un aumento de 100 ml por día en el consumo de bebidas azucaradas se asoció con un aumento del 18% en el riesgo de cáncer en general y un aumento del 22% en el riesgo de cáncer de mama. Cuando el grupo de bebidas azucaradas se dividió entre jugos de frutas y otras bebidas azucaradas, el consumo de ambos tipos de bebidas se asoció con un mayor riesgo de cáncer en general.

Efectos del azúcar

Los investigadores otorgan a al azúcar un papel vital en la ecuación debido a su efecto sobre la grasa visceral (almacenada alrededor de órganos vitales como el hígado y el páncreas), los niveles de azúcar en la sangre y los marcadores inflamatorios, todos ellos relacionados con un mayor riesgo de cáncer. De igual forma, los expertos también especulan con que algunos compuestos químicos, como los aditivos en algunos refrescos, jueguen también un importante papel.

El estudio está acompañado además por un artículo de opinión que aboga por medidas legislativas que supongan un aumento en los impuestos para tratar de reducir el consumo de bebidas azucaradas como ya está sucediendo en algunos países como México o en algunos estados norteamericanos como Philadelphia.