Deporte y Vida

ENFERMEDADES

Estas son las vacunas que puedes necesitar si vas a viajar al extranjero

Si entre tus planes vacaciones se encuentra viajar fuera de España conviene que sopeses la posibilidad de vacunarte en función del destino escogido para evitar enfermedades infecciosas.

vacunas, enfermedades infecciosas, vacunación, salud, turismo, viajes
as.com

Puede que entre tus planes para este verano se encuentre el de viajar al extranjero y un aspecto fundamental en el que no reparamos en ocasiones es el de a vacunación, que puede ser de gran ayuda en la prevención de enfermedades infecciosas en función del destino escogido. La situación sanitaria concreta del país a visitar, de las enfermedades endémicas que le afecten, de las características del viaje, de la duración del mismo, de la situación general de salud del propio viajero y del tiempo disponible antes del viaje, marcan la hoja de ruta a la hora de ver las necesidades del viajero.

Es recomendable visitar al médico de cabecera pues será quien pueda ofrecernos la información más valiosa sobre nuestro estado de salud y las posibles vacunas que deben administrarnos. Afortunadamente, la red nacional de Servicios de Vacunación Internacional en España, autorizados y aprobados por la Organización Mundial de la Salud, es muy extensa por lo que no te será complicado encontrar un centro hospitalario en el que puedan atender tu petición. Toda la información está disponible en la web de Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Vacunas obligatorias

Algunas vacunaciones están sometidas a reglamentación internacional, y las autoridades locales de país que se visita pueden exigir en cualquier momento un Certificado Internacional de Vacunación, que es expedido en los centros antes mencionados.

Fiebre Amarilla

Es una enfermedad vírica de declaración internacional obligatoria, que se transmite por la picadura de un mosquito infectado. Independientemente de su posible exigencia, se recomienda esta vacunación a todos los viajeros que se dirijan a zonas infectadas de África y América del sur. Existen algunas contraindicaciones en personas con alteraciones inmunitarias y en niños menores de 6 meses. En el caso de embarazadas la vacuna no está indicada durante el primer trimestre del embarazo.

Vacunaciones recomendadas

Como hemos indicado antes, la situación sanitaria del país, sus enfermedades endémicas, si es un viaje de aventura u organizado o si es a una zona rural o urbana, el tiempo de permanencia, el estado de salud o el tiempo disponible antes del viaje pueden determinar el tipo y la posibilidad de recibir la vacuna. Se da la circunstancia de que alguna de estas vacunas ya está presente en el calendario vacunal español, pero conviene cerciorarse.

Cólera

Es una enfermedad bacteriana intestinal aguda, producida por el Vibrio Cholerae. Se transmite por agua y alimentos contaminados. Las zonas endémicas se encuentran principalmente en África, Centro y Sudamérica y Sudeste Asiático. Ha sido suprimida como obligatoria para el tránsito internacional de viajeros y el riesgo es relativamente bajo.

Fiebre tifoidea

Es una enfermedad infecciosa producida por una bacteria, SalmonellaTyphi, que se transmite por el agua y los alimentos contaminados. Su distribución es mundial, en países desarrollados la incidencia es muy baja, pero en los países en vías de desarrollo es una enfermedad frecuente. Los países más afectados se encuentran en África, Centro y Sudamérica, Oriente Medio y Sudeste asiático.

Hepatitis A

Es una enfermedad infecciosa, transmitida por el virus de la hepatitis A, que posee una distribución mundial, apareciendo en forma de epidemias periódicas. Se transmite de persona a persona y por la ingestión de alimentos y bebidas contaminadas. Las áreas de alta incidencia son África, Asia, Centro y Sudamérica, zona mediterránea y Europa del este.

Hepatitis B

Es una enfermedad infecciosa transmitida por el virus B de la hepatitis, de distribución universal. Se transmite sobre todo por vía sexual, transfusiones sanguíneas con sangre contaminada o por material contaminado (jeringas, tatuajes) y vertical madre-hijo. La hepatitis B es endémica en toda África, gran parte de América del Sur, Europa oriental, Mediterráneo oriental, sudeste asiático, China e Islas del Pacífico, excepto Australia, Nueva Zelanda y Japón. En la mayor parte de estas regiones son portadores crónicos del virus del 5 al 15% de la población.

Meningitis Meningocócica

Es una enfermedad infecciosa aguda de distribución mundial, que suele presentarse de forma endémica con oscilaciones estacionales. Los países de mayor incidencia se encuentran en África Subsahariana, también se han producido brotes en el sudeste asiático (India, Nepal) y Oriente Medio.

Poliomielitis

La poliomielitis es una enfermedad que se encuentra casi erradicada en los países occidentales, gracias a la vacunación, pero que aún persiste en algunos países menos desarrollados. Se recomienda la vacunación a los viajeros que se dirijan a países de alta endemia, que vayan a estar en contacto estrecho con la población (África, Oriente Medio y Sudeste Asiático).

Rabia

Es una enfermedad vírica aguda que afecta al sistema nervioso central y se transmite al hombre por contacto directo (mordedura, secreción) con determinadas especies de animales (perros, gatos, zorros, murciélagos, mofetas, etc.) Es endémica en muchos países en desarrollo, en alguno de ellos llega a ser un importante problema de salud pública como en África subsahariana, Blangladesh, Bolivia, China, Colombia, Ecuador, Etiopia, Filipinas, Guatemala, India, Méjico, Perú, Sri Lanka, Vietnam o Tailandia.

Tétanos

Es una enfermedad producida por una toxina de la bacteria Clostridium tetani, que penetra en el organismo a través de heridas o erosiones en piel o en mucosas, sobre todo en heridas anfractuosas por lo que es fundamental que ante cualquier herida la limpieza y desinfección sea concienzuda. Su distribución es universal. La vacunación se recomienda a todas las personas, especialmente a los viajeros.

Otras vacunas

Existen otras vacunas que sólo son aconsejables en casos especiales, en los que hay que valorar individualmente las características y la duración del viaje, las condiciones sanitarias del país de destino, la edad y la situación clínica del viajero. Estas pueden ser: encefalitis primero estival, encefalitis japonesa, neumococo, difteria, gripe, etc.

La picadura de un mosquito puede acarrear graves problemas de salud.

Malaria o paludismo

Es una enfermedad muy extendida que afecta a prácticamente todos los países tropicales. Se transmite a través de la picadura de un mosquito (Anopheles). Dado que esta enfermedad puede resultar grave, e incluso mortal, es importante hacer una prevención de la misma. Como en la actualidad no se dispone de una vacuna eficaz, la profilaxis se basará en la conjunción de las siguientes medidas:

  • Ser consciente del riesgo.
  • Evitar la picadura del mosquito
  • Los viajeros deben protegerse contra la picadura de los mosquitos; esto constituye la primera línea de defensa contra el paludismo. Para ello incluimos las siguientes recomendaciones:
  • Evitar, si es posible, salir entre el anochecer y el amanecer pues los mosquitos pican habitualmente durante este período;
  • si se sale por la noche llevar ropa con manga larga y pantalones largos y evitar los colores oscuros que atraen a los mosquitos.
  • Impregnar las partes expuestas del cuerpo con un repelente que contenga N,N­dietil­m­toluamida (deet) o Ftalato de dimetilo, siguiendo las recomendaciones del fabricante, en particular en lo que se refiere a niños pequeños.
  • Alojarse, si es posible, en un edificio bien construido y bien conservado, con tela metálica en puertas y ventanas.
  • Si los mosquitos pueden penetrar en la habitación, colocar una mosquitera alrededor de la cama fijándola bajo el colchón y asegurarse de que no esté rota. Para mejorar la protección puede impregnarse la mosquitera con permetrina o deltametrina.
  • Pulverizar insecticidas, utilizar difusores de insecticidas (eléctrico o a pilas ) que estén provistos de pastillas impregnadas de piretrinas o hacer quemar en las habitaciones durante la noche serpentinas antimosquitos que contengan piretrinas.
  • Tomar la quimioprofilaxis adecuada.