Deporte y Vida

SALUD

Más vale prevenir: cómo evitar ahogamientos y otro tipo de accidentes en el agua

La temporada de baño en nuestro país está en plena ebullición con el comienzo de las vacaciones y temperaturas que superan incluso los 40ºC, pero es necesario extremar las precauciones.

salud, ahogamientos, accidentes, recomendaciones, verano, playa, piscina
Kai Försterling EFE

Con una climatología que invita a zambullirse en el agua y un sinfín de posibilidades gracias a los miles de kilómetros de costa, los ríos, lagos, pantanos, embalses donde están permitido el baño, o las infraestructuras públicas y privadas (piscinas), repartidas por toda la geografía, hacen de España un lugar excelente para disfrutar del baño y otras actividades acuáticas.

Pero no es menos cierto que se deben extremar las precauciones porque cada año se producen ciemtos de fallecimientos a causa de ahogamientos y accidentes. Sin ir más lejos, en el primer semestre de 2019, según los datos recogidos por Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS), se han producido un total de 135 fallecimientos, cifra sensiblemente superior en comparación con los del año pasado a estas alturas (122).

10 consejos básicos

Por este motivo, el Ministerio de Sanidad, Consumo, Bienestar Social ofrece una serie de recomendaciones para evitar en la medida de lo posible ahogamientos y otro tipo de accidentes en el agua. Como siempre, todos debemos extremar las precauciones, pero conviene vigilar con especial atención a la población de riesgo, es decir, niños y ancianos:

  1. En la playa, respeta el significado de las banderas, báñate en playas con vigilancia y respeta las indicaciones de la autoridad, en este caso, el socorrista. No te bañes en zonas donde esté prohibido el baño.
  2. No sobrestimes tu condición física ni tu capacidad para nadar. En situaciones de agotamiento o dificultad, nada de espaldas moviendo las piernas solamente hasta llegar cerca de la orilla.
  3. Si eres una persona mayor o padeces algún problema de salud, disfruta del baño en compañía.
  4. No te alejes de la orilla si no sabes nadar.
  5. El consumo de alcohol y el baño no son buenos compañeros de viaje. Bañarse de noche, cuando no hay vigilancia o nadie puede verte, es otra conducta de riesgo.
  6. Si practicas alguna disciplina de deporte acuático extrema las precauciones y haz caso de las recomendaciones.
  7. En compañía de tu familia o estando al cargo de niños, asegúrate de que la piscina donde acudes cuenta con las adecuadas medidas de seguridad.
  8. Si tu hijo no sabe nadar o no lo hace con soltura, ponle un chaleco salvavidas o de flotación para bañarse o practicar un deporte acuático. Y siempre tenlo vigilado. Siempre.
  9. Utiliza el método AVA, que consiste en advertir todas las situaciones de riesgo existentes, valorar el peligro que se corre y adoptar una actitud segura y exenta de riesgo.
  10. Sal enseguida del agua si te encuentras cansado o sientes frío.