Deporte y Vida

LESIONES

El 80 % de los adultos padece lumbalgia, una lesión dolorosa e incapacitante

lumbalgia

as.com

Según la Universidad Sur de Dinamarca, la ausencia de ejercicio en la infancia supone un factor de riesgo a la hora de desarrollar lumbalgia durante la adolescencia.

El ejercicio físico regular y bajo supervisión en la infancia, tiene efectos beneficiosos para los dolores de espalda y ayuda a prevenir casos de lumbalgia, un problema que afecta al 80 % de la población adulta según un estudio de la Playmouth Marjon University.

Esto se debe a que el deporte facilita el mantenimiento del tono muscular y la elasticidad de los tejidos adyacentes en la zona lumbar, facilitando el correcto desarrollo de todas las estructuras vertebrales. Así, se explica que el aumento de la fuerza muscular contribuye a sostener la columna lumbar, mientras que el ejercicio aeróbico incrementa el flujo de sangre y los nutrientes de los tejidos blandos de la espalda, lo que mejora el proceso de curación y reduce la rigidez que puede causar dolor.

Cómo prevenir la lumbalgia desde la niñez

La higiene postural y los problemas de espalda han centrado la atención de la Copa COVAP en su última sede provincial, celebrada hace unos días en Mijas (Málaga). La estrecha relación que guarda el deporte con la salud física se relaciona con la puesta en valor de los hábitos de vida saludables por parte de esta iniciativa deportiva y educativa que lucha también contra la obesidad infantil, un problema ya importante en España, fruto del sedentarismo y la mala alimentación, que afecta a un elevado porcentaje de niños.

Y es que el sedentarismo tiene consecuencias negativas. Como advierte el director de la Unidad de Aparato Locomotor del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, Manuel Arias López, el no hacer ejercicio “contribuye a una pérdida de musculatura que mantiene erguido el tronco, por lo que todo el segmento móvil vertebral se ve debilitado, esto es, discos que pierden capacidad de amortiguación, vértebras que pierden masa ósea y ligamentos que se debilitan y generan laxitudes”. Estas secuelas originan una alteración de la funcionalidad de la columna que, según Arias López, “puede provocar dolor ante mínimos esfuerzos”.

La lumbalgia afecta al 80 % de los adultos.

Cómo afecta la lumbalgia

Este dolor se manifiesta cuando el cuerpo y la espalda se someten a esfuerzos que sobrepasan sus límites de capacidad, con la aparición no solo del dolor, sino también de la pérdida de movilidad, como indican desde el HURS.

“Dependiendo de la intensidad del esfuerzo por situaciones de malas posturas o sobrecargas, caídas o impactos, podemos llegar a situaciones de esguince o incluso fracturas vertebrales”, agrega el médico rehabilitador.

Cómo evitar los dolores de espalda en niños deportistas

Según un trabajo de investigación de la Universidad Sur de Dinamarca, la ausencia de actividad física durante la infancia es un factor de riesgo a la hora de desarrollar lumbalgia en la adolescencia, por lo que, además de practicar ejercicio, expertos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba recomiendan:

  • No realizar actividades intensas en fases de dolor, sino aquellas que se puedan llevar a cabo de manera tranquila y moderada para evitar situaciones dolorosas.
  • Efectuar estiramientos o calentamientos antes de iniciar cualquier actividad deportiva; los ejercicios conocidos como cardiosaludables.
  • Entre los deportes sugeridos, destacan todos aquellos que se ejecuten con los dos brazos de manera simétrica.
  • Hacer ejercicio de manera regular y adoptar una postura adecuada y erguida para que no se acumule tensión en los músculos.
  • Vigilar el peso y mantener una vida saludable, ya que la obesidad puede provocar dolores en la zona lumbar.