Deporte y Vida

LESIONES

‘WhatsAppitis’ o la posible evolución del pulgar homínido

whatsappitis, lesiones, pulgar, anatomía, salud, evolución, tendinitis

as.com

Los casos de lesiones asociadas al uso de teléfonos móviles, entre otros dispositivos, van en aumento, lo que plantea la duda de si ciertas partes de la anatomía son susceptibles de evolucionar.

En 2014, un artículo publicado en The Lancet por Inés Fernández-Guerrero, especialista del Hospital General Universitario Virgen de las Nieves de Granada, le ponía nombre al creciente número de casos de pacientes con tendinitis en el dedo pulgar por uso indiscriminado de los teléfonos móviles y determinadas aplicaciones de mensajería instantánea.

‘WhatsAppitis’ fue el término empleado por la doctora para describir un caso en el que precisamente una compañera de profesión acudió a urgencias con un repentino dolor en ambas muñecas. Tras confesar la paciente que el día anterior sostuvo su móvil, que pesaba unos 130 gramos, durante al menos seis horas, respondiendo mensajes, la doctora Fernández-Guerrero concluyó después de la pertinente exploración que se trataba de una tendinitis del pulgar.

Pero lo que fue descrito como ‘WhatsAppitis’ no es sino una variante de otros síndromes descritos con anterioridad como la ‘Nintendinitis’, cuando en los años 90 comenzó la fiebre de las videoconsolas, o la ‘Wiitis’, una variante de la anterior referida a lesiones más allá de la mano, como pueden ser de hombro, por ejemplo.

Cambios evolutivos

Ahora, un estudio en el que han colaborado la Universidad de Málaga, la Fondazione Don Carlo Gnocchi (Milán, Italia) y la Gannon University (Pensilvania, EEUU), ha demostrado como el uso continuado del móvil, sobre todo entre los jóvenes, viene de la mano de nuevas patologías en este dedo.

“Hemos detectado una relación directa entre la ocupación de la persona y el origen del dolor en el pulgar.Las enfermedades están cambiando. En las consultas cada vez más nos encontramos con pulgares atrofiados, incluso ya se habla de la tendinitis del i-Phone”, explica Raquel Cantero, profesora del Departamento de Fisioterapia de la UMA, cuyas conclusiones han sido plasmadas en le revista científica ‘Reumatismo’ junto con las de sus compañeros en un artículo titulado ‘The hominid thumb and its influence on the employment during evolution’ (El pulgar homínido y su influencia en la actividad durante la evolución).

Quizá lo más destacado sea que los autores pronostican alteraciones en la propia evolución de la mano. “Desde pequeños, no se utiliza tanto la pinza de la mano, al igual que, en los propios colegios, con las pantallas táctiles, se escribe menos y, por tanto, se usa también en menor medida el pulgar. Si al igual que ocurrió en el cerebro del primate cuando al bajar de los árboles su estructura cerebral fue cambiando conforme la mano empezaba a utilizarse para realizar otras funciones diferentes, nos preguntamos si el paso del tiempo no dejará esa huella en la actualidad con el cambio de uso del pulgar, el dedo clave en la presión y funcionalidad de la mano en los seres humanos”, explica la especialista.

Se da la circunstancia de que Raquel Cantero es, además, una de las creadoras de la ‘ferula de la ballena’, que mejora el dolor en el pulgar, facilitando su movimiento con una carga adecuada. Orientada para corregir la artrosis en este dedo, el diseño fue publicado en la revista científica 'Journal of Hand Theraphy', en enero de 2017.