Deporte y Vida

WORLD'S STRONGEST MAN

Eddie Hall: la leyenda que ha perdido casi 40 kilos y vive para contarlo

eddie hall, dieta, fitness, bodybuilding, transformación

as.com

El británico llegó a ser el hombre más fuerte del mundo en 2017 y el primero, y único hasta la fecha, en levantar 500 kg en la modalidad de deadlift: una proeza que casi le cuesta la vida.

Eddie Hall (31) tenía un propósito claro cuando comenzó en el mundo del bodybuilding y no desfalleció hasta conseguirlo: ser el hombre más fuerte del mundo. En el camino, muchas horas de entrenamientos y sacrificio y algúnque otro momento de máximo dramatismo. Como cuando llevó su cuerpo al límite en 2016 para conseguir lo que nadie había logrado: levantar 500 kg para batir el récord del mundo de deadlift.

Lo que en su momento supuso una hazaña, todavía vigente, a Eddie Hall casi le cuesta la vida. “La presión sobre mi cuerpo era surrealista. Me desmayé después de conseguirlo. Tenía hemorragias nasales y experimenté síntomas de conmoción cerebral durante tres o cuatro semanas. Ni siquiera era capaz de recordar el nombre de mi mujer y de mis hijos. No es saludable hacer algo así. Pero es una gran sensación. Soy el primer hombre en levantar media tonelada, he hecho historia y estoy muy orgulloso de formar parte de ella”, explicaba Eddie Hall poco tiempo después de lograr de lograr semejante hito.

Pero quería más y, a pesar de ser consciente de que su salud estaba seriamente comprometida, le quedaba un último desafío. "Solo quiero ganar una vez, ser el hombre más fuerte del mundo y luego volver a niveles más saludables. Si mantengo mi peso actual durante 10 años, moriré. Tengo que ser sensato al respecto y pensar no solo en mí, sino también en mi familia, en mis hijos. No quiero que crezcan sin un padre", aseguraba poco antes de alzarse oficialmente en 2017 con el título de ‘World’s Strongest Man’ tras someter al mismísimo ‘Thor’ Björnsson, más conocido como 'La Montaña' de Juego de Tronos, y actual campeón.

Ha perdido casi 40 kilos

Después de aquello, Eddie Hall se retiró oficialmente de la competición, aunque empezó otra mucho más importante para mejorar su salud. Y es que el británico, alertado por su médico sobre la posibilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular, se puso manos a la obra para perder peso urgentemente.

No en vano, Hall llegó a pesar la nada despreciable cifra de 196 kilogramos y desde entonces su lucha por aligerar la carga ha sido encomiable ya que en poco más de dos años ha logrado perder casi cuarenta kilos, concretamente 38. Los últimos 10 kilos los ha logrado rebajar recientemente en poco más de dos semanas para quedarse en unos todavía respetables 158 kilos.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Eddie hall - The Beast (@eddiehallwsm) el

En el trayecto ha habido fluctuaciones en su peso pero desde hace aproximadamente un año se mantiene regularmente, con alguna excepción, por debajo de los 165 kilos que, aún siendo una cantidad de kilos todavía considerable, le ha permitido mejorar su condición física y su calidad de vida. Solo el tiempo dirá si el británico es capaz de rebajar todavía más su peso, pero es un gran avance si miramos dos años atrás.