Deporte y Vida

NUTRICIÓN

La dieta mediterránea ya dispone de su propio diccionario

dieta mediterránea, diccionario, salud, nutrición

as.com

El doctor Juan Manuel Ruiz Liso es el responsable de la primera recopilación terminológica, enciclopédica y gastronómica de la dieta a la que están adheridos oficialmente siete países.

La dieta mediterránea es mucho más que una simple alimentación. Promueve la interacción social, ya que el acto de comer juntos es la base de las costumbres sociales y de las fiestas compartidas por una comunidad determinada, y ha dado lugar a un considerable cuerpo de conocimientos, canciones, máximas, cuentos y leyendas. La dieta se basa en el respeto por el territorio y la biodiversidad, y asegura la conservación y el desarrollo de las actividades y oficios tradicionales vinculados a las comunidades pesqueras y agrícolas del Mediterráneo”.

Con estas palabras el doctor Juan Manuel Ruiz Liso inicia su ‘Diccionario de la Dieta Mediterránea’, la primera recopilación terminológica, enciclopédica y gastronómica de la dieta más famosa y saludable del mundo a la que están adheridos oficialmente siete países y que, como indica el experto, es algo más que alimentación: es un estilo de vida.

A lo largo de las 400 páginas que componen el libro, que se traducirá también a otros idiomas y puede descargarse gratuitamente, el autor analiza más de 500 términos y conceptos relacionados con la dieta mediterránea e incluye tablas de composición nutricional de alimentos. "Es el primer diccionario de la dieta mediterránea. Y tiene sobre todos los términos de los que es este estilo de vida, porque el consumismo hace que se ponga como dieta mediterránea lo que no lo es", explica el autor.

Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

El día 16 de Noviembre de 2010, en Nairobi (Kenia), la dieta dediterránea fue reconocida por la UNESCO, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Un comité intergubernamental de la UNESCO, presidido por el keniata Jacob Ole Miaron, examinó e inscribió la dieta mediterránea en la Lista de reconocimientos inmateriales de esta organización internacional. Un patrimonio, algo más que cultural, que unía los hábitos alimentarios de los pueblos de la cuenca del mar Mediterráneo, inicialmente Italia, España, Grecia y Marruecos, para hacerlo más tarde, en 2013, con Portugal, Croacia y Chipre.