Deporte y Vida

SALUD

10 consejos básicos para prevenir y combatir la hipertensión arterial

hipertensión arterial, presión arterial, dieta, obesidad, ejercicio físico, enfermedad crónica, prevención

as.com

La hipertensión arterial afecta en el mundo a más de mil millones de personas y, aunque existe una predisposición genética para desarrollarla, el estilo de vida es fundamental para evitar complicaciones.

La hipertensión arterial (HTA) es una enfermedad cuya prevalencia no deja de aumentar y es un verdadero problema de salud pública. La Organización Mundial de la Salud estima que más de mil millones de personas la sufren en todo el mundo y es responsable de más de 9 millones de muertes por patologías y complicaciones derivadas de la enfermedad.

Uno de los principales problemas relacionados con la hipertensión arterial es que se trata de enfermedad crónica que no suele presentar síntomas y un porcentaje muy elevado de la población, más del 40 por ciento, desconoce que la padece y en su desarrollo intervienen tanto factores genéticos como relacionados con el estilo de vida.

La hipertensión arterial contribuye en gran medida al desarrollo de la enfermedad cardiovascular, que es la primera causa de muerte en España y también a nivel mundial. Además, combinada con otros factores, como pueden ser el estrés, el sobrepeso o el tabaquismo, incrementa en gran medida el riesgo de infarto o ictus”, asegura la Dra. Daniela Silva, especialista en Medicina Interna de Vithas Internacional de Madrid.

“A pesar de que existe una clara predisposición genética para el desarrollo de la hipertensión arterial, es importante tener en cuenta que los malos hábitos de vida incrementan el riesgo de que aparezca. La buena noticia es que, de detectarse y tratarse a tiempo, las posibles complicaciones se reducen inmensamente”, añade la experta, que ofrece unas pautas para enfrentarse a la ‘asesina silenciosa’, como también se la conoce.

  • Es importante asistir a controles médicos periódicos. Si eres varón mayor de 40 años, mujer mayor de 50 años o si familiares de primer grado presentan hipertensión arterial u otros factores de riesgo asociado, como diabetes e insuficiencia renal.
  • Seguir el tratamiento farmacológico si has sido diagnosticado.
  • Eliminar determinados hábitos como el tabaco y el alcohol.
  • Perder peso. “Varios estudios han demostrado que, en personas con obesidad o sobrepeso, bajar 4kg disminuye la presión arterial entre 3 y 8mmHg. En individuos obesos esta reducción puede ser mayor conforme se pierde más peso”, asegura la doctora Silva.
  • Hacer ejercicio: idealmente durante 30 minutos al día y una mezcla de ejercicio aeróbico y de fuerza.
  • Disminuir el consumo de productos procesados, los cuales son altos en glutamato monosódico, un aditivo que potencia sabores y al ser alto en sodio aumenta la presión arterial.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras frescas.
  • Incorporar técnicas de relajación en nuestro día a día, no solo para combatir el estrés, sino para ayudar a bajar los niveles de presión arterial.
  • Tener una buena higiene del sueño: procurar establecer una rutina en la noche e intentar mantenerla. Lo más adecuado es cenar temprano y procurar acostarse a la misma hora todos los días.
  • Evitar tener aparatos electrónicos en la habitación. Dejar el móvil fuera del cuarto siempre.