Deporte y Vida

EJERCICIO FÍSICO

Gyrotonic: el método para recuperar lesiones inspirado en bailarines

GYROTONIC

GYROTONIC

Madonna, Lady Gaga, Jennifer Aniston, Naomi Campbell, Shaquille O´neal y Andy Murray son algunos de los fans de esta modalidad que buscan mejorar el equilibrio y aumentar la fuerza basándose en la elasticidad.

Cuando parece que está todo inventando, llega siempre algo que puede ayudar a deportistas de primer nivel, actores y cantantes, a seguir su ritmo de vida más allá de las lesiones. Y es que lo es Gyrotonic, el método de ejercicios que nace en Nueva York  para mejorar el equilibrio y aumentar la fuerza. Y ya está en España.

Madonna, Lady Gaga, Jennifer Aniston, Naomi Campbell, Shaquille O´neal y el tenista Andy Murrayson algunos de sus fieles, quienes acuden a sus sesiones para modificar su cuerpo sin llegar a muscularse pero sí tener la capacidad de mantenerse activos a pesar de las lesiones y sus exigentes compromisos profesionales.

Así es el método Gyrotonic

Entre sus beneficios, mejora la función respiratoria, corrigen la postura, fortalecen la columna vertebral, regula las articulaciones, incrementa la coordinación neuro - muscular, aumenta el tono muscular, alivia los problemas de circulación, definen la silueta, previene el envejecimiento prematuro, aporta mayor flexibilidad, alivia el estrés....

De Nueva York a Madrid gracias a Silvia Guijarro, fundadora de Gyrotonic Madrid y una de las pioneras de esta disciplina que poco a poco se va asentando en España. Inicialmente fue creada para bailarines, que desde hace 30 años consideran el método un complemento a su trabajo diario y una forma de evitar y recuperarse de las lesiones de baile.

“Gyrotonic es una nueva forma de entender el cuerpo realizando movimientos en tres dimensiones”, cuenta Guijarro. Lo mejor, la adaptabilidad del sistema permite tener usuarios de cualquier edad y nivel.

De bailarines a deportistas de élite

Este método se desarrolló a finales de los años 70 por el bailarín húngaro Juliu Horvath, un adicto al tai chi y al yoga Kundalini que buscaba una técnica para curarse de un problema físico. Gyrotonic basa sus ejercicios en movimientos circulares continuos que favorecen el fortalecimiento y el estiramiento más largo y definido de los músculos.

Es la mezcla perfecta de danza, yoga, natación y gimnasia deportiva; este entrenamiento personal emplea movimientos fluidos, circulares, espirales y ondulatorios.

Empleando una serie de aparatos de madera patentados, las poleas permiten ejercitarse de forma fluida y sin paradas bruscas, produciendo un trabajo de fuerza que flexibiliza el cuerpo. “La máquina ofrece una resistencia similar a la que encontramos cuando nos movemos dentro del agua, eliminando cualquier impacto sobre las articulaciones”, afirma Silvia Guijarro.

El método Gyrotonic

“La base del Gyrotonic es sentirse bien y encontrar el equilibrio musculoesquelético. Desde pequeños empleamos nuestras articulaciones como bisagras en lugar de aprovechar los giros naturales para los que están diseñadas, condenando a nuestros cuerpos a movimientos sin rotación que con el tiempo van oxidando los músculos hasta convertirnos casi en robots. Esta forma lineal de movernos exige mucho esfuerzo innecesario a nuestro organismo. Debemos asumir que la vida es movimiento, y debemos movernos con conciencia y disfrutando del viaje”, añade Guijarro.

  • no tiene contraindicaciones
  • sirve para todo tipo de público
  • las sesiones, generalmente individuales, se adaptan al nivel de cada usuario
  • es para niños y ancianos, embarazadas y personas que buscan recuperarse de una lesión
  • mejora la función respiratoria
  • corrigen la postura
  • fortalecen la columna vertebral
  • regula las articulaciones
  • incrementa la coordinación neuro - muscular
  • aumenta el tono muscular
  • alivia los problemas de circulación
  • definen una silueta armoniosa y elegante
  • previenen el envejecimiento prematuro
  • aportan mayor flexibilidad
  • alivian el estrés

Es una técnica muy eficaz para la rehabilitación de todo tipo de lesiones, con excelentes resultados en el tratamiento de escoliosis, lumbalgias, cervicalgias, espondilosis, hombros congelados, problemas de tiroides, hernias discales y enfermedades degenerativas como el Parkinson.