Deporte y Vida

NBA

Asientos regulables en altura y calefactables: no es un coche, es el banquillo de los Bucks

asientos, banquillo, nba, milwaukee bucks, pau gasol, salud, fitness

Milwaukee Bucks

El equipo de Pau Gasol, que ha logrado el mejor récord de victorias en la Conferencia Este, dispone de un arma secreta durante los partidos que juega en casa que le hace la vida más fácil a sus jugadores.

Como les gusta decir a los norteamericanos, the sky is the limit (el cielo es el límite) para los Milwaukee Bucks esta temporada. Con un líder indiscutible en la figura de Giannis Antetokounmpo y un roster plagado de buenos jugadores como Eric Bledsoe, Malcom Brogdon, Khris Middleton, Brook Lopez, Nicola Mirotic o Pau Gasol, el equipo que entrena Mike Budenholzer, mejor técnico del año según sus propios compañeros, amenaza con dar mucha guerra en los recién estrenados play off de la NBA que deben dirimir si hay alguien capaz de doblegar a los Golden State Warriors, vigentes campeones.

Pero aparte del aspecto competitivo, en el que los Bucks han logrado el mejor récord del Este y son firmes candidatos a plantarse en las finales de conferencia, y más allá, esta temporada ha servido para comprobar hasta qué punto se cuidan todos los detalles en un equipo de la mejor liga del mundo de baloncesto.

Musculatura a tono y comodidad

Y es que, según informa ESPN, esta temporada han incorporado un novedoso sistema para su banquillo en casa que consiste básicamente en asientos calefactables y regulables en altura. Conceibos para calentar a 41 grados, el calor óptimo para mantener la temperatura muscular, según un estudio, estos elegantes asientos son el resultado de tres años de investigación en el que han participado 12 estudiantes de la Universidad de Colorado y un grupo de investigadores de Nueva Zelanda, que desarrollaron en total seis prototipos hasta dar con el modelo que hoy disfrutan los jugadores de Milwaukee.

Con solo tocar un botón, los asientos pueden elevarse para acomodarse a Giannis Antetokounmpo, de extremidades largas, o bajar para adaptarse a un tamaño más compacto como el de Eric Bledsoe. Aunque todo sea dicho, los pioneros en este sentido fueron los Dallas Mavericks que, si bien no incorporaron el sistema térmico a los asientos de su banquillo, si los dotaron con la posibilidad de regularlos en altura.

Y como este tipo de innovaciones, centradas en la comodidad y mejora del rendimiento de los jugadores en una liga con una calendario de partidos casi inhumano, son muy llamativas no son pocos los equipos que ya se plantean incorporar sistemas similares a sus banquillos. Los Golden State Warriors ya están ojo avizor y puede que a los Cleveland Cavaliers no les venga nada mal el cambio ya que se rumorea que los suyos son los peores asientos de la liga.