Deporte y Vida

INFECCIÓN

Tungiasis: la infección que ha poblado de pulgas los pies de una niña de 10 años

pulga de la arena, infección, pulga, bacterias, salud, tungiasis, enfermedad parasitaria, parásitos

NEJM

Se trata de una enfermedad parasitaria o parasitosis infecciosa causada por una pulga (Tunga penetrans), insecto menor de 1 mm que se mete dentro de la piel produciendo prurito intenso.

Lo que iba a convertirse en una inocente visita rural para una familia brasileña acabó suponiendo una pesadilla para una niña de 10 años como revela The New England Journal of Medicine en lo que ha calificado como la imagen de la semana. La pequeña había estado jugando descalza en una pocilga atestada por la denominada pulga de la arena y, después de 10 días de un intenso picor y dolores en los pies, sus padres la acompañaron a una clínica de atención primaria donde fue diagnotiscada de tungiasis.

La tungiasis es una enfermedad parasitaria o parasitosis infecciosa causada, como hemos indicado, por una pulga (Tunga penetrans), un ectoparásito que se encuentra en todas las partes tropicales y subtropicales del mundo menor de 1 mm, que se mete dentro de la piel, en el 99 por ciento de los casos de los pies, produciendo prurito intenso.

Curada y sin secuelas

Afortunadamente, el personal sanitario que atendió a la niña pudo retirarle la ingente cantidad de pulgas y huevos depositados en el interior de la piel y aliviar mediante las curas pertinentes las heridas provocadas por el parásito. Tras el tratamiento recibido se produjo una remisión completa de las lesiones, sin que se produjera ningún tipo de complicación ya que la pequeña además había recibido todas las vacunas recomendadas contra el tétanos, algo básico en estos casos.

Imagen de los pies de la pequeña de 10 años.

La tungiasis prospera cuando las condiciones de vida son precarias, como en las aldeas ubicadas en playas remotas, las comunidades en el interior rural y los barrios marginales de las grandes ciudades. Y además puede poner potencialmente en riesgo la vida quien sufre la infección ya que tiene asociadas diversas complicaciones como glomerulonefritis postestreptocócica, tétanos o gangrena.

Estigmatización y exclusión social

Aunque es difícil de determinar, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) probablemente más de 20 millones de personas, principalmente niños entre 5 y 14 años y personas mayores, están en riesgo solo en el continente americano. Además las infecciones repetidas dan como resultado la desfiguración y la mutilación de los pies, lo que finalmente lleva a una movilidad reducida, reduciendo la calidad de vida de quien sufre la enfermedad, que igualmente puede conducir a la estigmatización y la exclusión social.