Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

Los suplementos nutricionales no previenen la depresión

suplementos nutricionales, suplementos, nutrición, salud, psicología, trastorno depresivo mayor

as.com

Es la principal conclusión de un ambicioso ensayo clínico liderado por la Universitat de les Illes Balears (UIB) acerca de los efectos de diferentes estrategias nutricionales en la prevención del Trastorno Depresivo Mayor.

La toma diaria de suplementos nutricionales no previene la depresión. Se trata del principal hallazgo de un ensayo clínico, denominado MoodFood, que ha liderado la Universitat de les Illes Balears (UIB) y que forma parte de un un consorcio europeo de 13 grupos de investigación de 8 países diferentes en el que han participado más de 1.000 voluntarios de Países Bajos, Reino Unido, Alemania y España con sobrepeso u obesidad a los que les fue detectado un riesgo de padecer una depresión.

El trabajo, publicado en la prestigiosa revista ‘ The Journal of the American Medical Association’, supone el mayor ensayo clínico aleatorizado que se ha realizado hasta la fecha en todo el mundo acerca de los efectos de diferentes estrategias nutricionales en la prevención del Trastorno Depresivo Mayor (TDM), que afecta a más de cuarenta millones de europeos: uno de cada diez hombres y una de cada cinco mujeres sufren depresión clínica al menos una vez a lo largo de su vida.

Para validar la incidencia de los suplementos nutricionales se administró de manera aleatoria a los participantes algunos que contenían ácido fólico, vitamina D, zinc, selenio, calcio, Omega 3, además de píldoras de placebo. De igual forma, la mitad de los participantes fueron objeto de una una intervención conductual de estilo de vida destinada a cambiar los comportamientos y patrones alimentarios.

“La ingesta diaria de suplementos nutricionales durante un año no impide de manera efectiva la aparición de un episodio depresivo mayor en esta muestra. Los complementos nutricionales no fueron mejores que el placebo. Las sesiones terapéuticas dirigidas a realizar cambios hacia una conducta alimentaria saludable tampoco impidieron la aparición de un episodio depresivo”, explican los autores del estudio, aunque “fueron capaz de prevenir episodios depresivos en aquellos participantes que asistieron a un número determinado”.

Otras conclusiones relevantes

Además de comprobar el efecto de los sumplementos nutricionales en la prevención del TDM, los investigadores también concluyeron que “un patrón de dieta saludable, tipificado por una dieta de estilo mediterráneo rica en fruta, verdura, harinas no refinadas, pescado, legumbres y aceite de oliva, bajo en carnes rojas y productos lácteos, puede reducir el riesgo de presentar síntomas depresivos, al igual que la pédida de peso en personas con obesidad”.