Deporte y Vida

SALUD

Dos compuestos del café pueden inhibir el cáncer de próstata

cáncer de próstata, salud, café, enfermedades

as.com

Investigadores de la Escuela Superior de Ciencias Médicas de Kanazawa (Japón) han comprobado que el acetato de kahweol y el cafestol inhibieron el crecimiento de las células cancerosas en roedores.

Cada vez son más las evidencias científicas que respaldan los beneficios del café para el organismo. Es cierto que no a todo el mundo le sienta bien y que no son pocas las voces que relacionan su consumo con con un mayor riesgo de sufrir hipertensión, aunque esta asociación es según algunos estudios todavía inconsistente y son más quienes exaltan sus propiedades.

No en vano, a finales del año pasado un estudio a cargo investigadores del CIBEROBN, adscritos al grupo de Medicina Preventiva en la Universidad de Navarra, confirmó una mayor longevidad asociada al consumo de café tras estudiar un total de 20.000 voluntarios, graduados universitarios de toda España, durante una media de 10 años.

Los resultados de dicha investigación, publicada en The American Journal of Clinical Nutrition, indicaban que consumir café habitualmente, entre 1 y 6 tazas al día, se asocia significativamente a una menor mortalidad independientemente de si el café es con cafeína, descafeinado, soluble o de máquina. Aunque, obviamente, quienes son fumadores, sedentarios o quienes no basan su dieta en la mediterránea, ven reducido el porcentaje de beneficio asociado al café.

Café y cáncer de próstata

Así pues, existe una base científica previa que respalda el consumo de café, que no deja de ser una mezcla compleja de sustancias, muchas de las cuales tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que pueden explotarse para mejorar la salud. Como aseguran expertos de de la Escuela Superior de Ciencias Médicas de Kanazawa (Japón) que han comprobado que el acetato de kahweol y el cafestol inhibieron el crecimiento de las células cancerosas en roedores, aunque son necesarios estudios complementarios para averiguar más sobre los mecanismos detrás de estos hallazgos antes de poder pensar en las aplicaciones clínicas.

Eso sí, los resultados de su trabajo, publicados en la revista The Prostate, confirman que estos compuestos parecen tener un efecto sobre las células de cáncer de próstata resistentes a los medicamentos en las circunstancias adecuadas.