Deporte y Vida

FITNESS

¿Qué es el entrenamiento invisible? 5 claves para entender su importancia

entrenaiento invisible, descanso, salud, nutrición, fitness, lesiones, rendimiento deportivo, psicología, músculatura, músculo, rehabilitación

as.com

Si haces deporte quizá te interese no descuidar el entrenamiento invisible, una serie de factores capaces de influir en el rendimiento, en la mejora del estado físico o en la prevención de lesiones.

Un deportista, ya sea profesional o aficionado, lo es las 24 horas del día. Por ello, para alcanzar la excelencia en el rendimiento o para mejorar los marcadores de salud es conveniente cuidar al milímetro cada detalle y es ahí donde radica la importancia del entrenamiento invisible, que no es otra cosa que todo aquello que hacemos entre una sesión de ejercicio y otra. O lo que no hacemos.

El entrenamiento invisible puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso a nivel de rendimiento y es también indispensable en términos de salud. "Cuando hablamos de entrenamiento invisible nos referimos a todo aquello que el deportista hace entre una sesión de ejercicio y otra, y es tan importante como el que realizamos en la pista, en el parque o en el gimnasio”, explica el doctor Juan Antonio Corbalán, director de la Unidad de Salud Deportiva de Vithas Internacional y ex jugador del Real Madrid de baloncesto y de la selección española.

Para el especialista, que ha compartido su experiencia sobre la materia en el Congreso Psicodepor 2019 celebrado en Zaragoza, la clave está en saber “sosegar nuestro cuerpo para que este rinda en plenas condiciones”. "Cuando hacemos deporte, los tejidos de nuestros músculos se desgastan con la finalidad de construir tejidos nuevos que nos aporten más volumen. Pero cuando sobreentrenamos, se produce un desgaste excesivo que puede causar lesiones", añade el doctor Corbalán.

5 claves del entrenamiento invisible

Así pues, llegados a este punto es importante saber qué aspectos son vitales en lo referente al entrenamiento invisible. No todo depende de la calidad del entrenamiento:

Nutrición. Una dieta saludable y equilibrada es básica. Más si estamos hablando de un deportista profesional puesto que la alimentación tiene una repercusión directa en factores como la capacidad de recuperación, fatiga muscular o la aparición de lesiones.

Descanso. Cada vez está más documentada la importancia del descanso para la salud. En el caso de los deportistas o quienes practican algún tipo de actividad física es vital para la recuperación muscular, pero una carencia de horas de sueño de calidad afecta a la capacidad intelectual y el rendimiento cognitivo y puede provocar trastornos endocrinos, metabólicos, psicológicos e inmunitarios, así como aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de demencias como el alzhéimer.

Estiramiento. Muchas veces descuidamos aspectos tan importantes como los estiramientos, básicos para aliviar tensiones musculares y evitar lesiones, aunque su beneficio ba más allás: fomenta la recuperación, mejora la flexibilidad y la movilidad.

Fisioterapia. No hay que desmerecer la importancia de este aspecto en el rendimiento puesto que el masaje deportivo cumple una función preventiva, ya que reduce la tensión muscular y prepara nuestra musculatura para el esfuerzo. Y en situaciones de fatiga muscular o lesión, es imprescindible para la recuperación muscular o para rehabilitar una zona determinada.

Psicología. Tampoco hay que menospreciar la capacidad de la mente en el rendimiento deportivo. De hecho es de suma importancia a la hora de enfrentarnos a la competición. La motivación es una parte fundamental para el deportitsa y su incidencia a la hora de alcanzar nuestras metas o lidiar con el estrés es incuestionable. La psicología es un factor cada vez más ligado al deporte, aunque todavía está por explorar para muchos.