Deporte y Vida

SALUD

El (preocupante) efecto secundario de la legalización de la marihuana

marihuana, legalización, salud, obesidad, apetito

as.com

Un estudio de la Universidad de Conneticut relaciona la legalización de la marihuana para uso recreativo con un mayor consumo de alimentos calóricos que podría agravar el problema de la obesidad.

La legalización de la marihuana para uso recreativo puede acarrear otro tipo de problemas que a priori no se vislumbraban en el horizonte. Y es que uno de los efectos secundarios del consumo de marihuana podría estar directamente realacionado con otro problema de salud pública que está adquieriendo tintes de epidemia en nuestros días: la obesidad.

Aunque es cierto que los investigadores no han establecido un relación entre el incremento del consumo y los índices de sobrepeso, y existen otros estudios que se dirigen en sentido contrario, es decir, que documentan la reducción del índice de masa coporal y de los niveles de obesidad entre los consumidores de cannabis.

No obstante, los efectos causados por el tetrahidrocannabinol (THC), principal constituyente psicoactivo del cannabis, sobre el apetito están bien documentados desde hace tiempo y el problema podría radicar en que el hambre que provoca el consumo de marihuana se sacia en gran medida a base de alimentos que no son precisamente beneficiosos para el organismo.

De hecho, un estudio a cargo de expertos de la Universidad de Connecticut (Estados Unidos) vincula directamente la legalización de la marihuana para uso recreativo del uso en varios estados de EUUU y el aumento del consumo de ciertos alimentos altos en calorías como galletas, patatas fritas y helados.

Los resultados del estudio, publicados en la revista 'Social Science Research Network', confirman que a raíz de implementar las leyes que permitían el uso de la marihuana con fines recreativos en estados como Colorado, Oregon y Washington, se produjo un aumento del 3,1 por ciento en las compras de helados, al 4,1 por ciento en las compras de galletas y al 5,3 por ciento en las compras de patatas fritas.

Alimentos ultraprocesados

Y el problema, según se desprende del estudio, más allá del resto de connotaciones asociadas al consumo de marihuana, es que se recurre aparentemente a los alimentos ultraprocesados, que son preparaciones industriales elaboradas a partir de sustancias derivadas de otros alimentos que incluyen largas listas de aditivos (conservantes, colorantes, edulcorantes o potenciadores del sabor), con muy poco valor nutricional, que tienen un contenido rico en grasas, azúcar o sal y aportan una cantidad ingente de calorías. Es decir, alimentos nada recomendables si se quiere reducir el riesgo de sufrir obesidad, diabetes, hipercolesterolemia o algunos tipos de cáncer.

En cualquier caso, el estudio de la Universidad de Connecticut, como hemos indicado anteriormente, se centra en una tendencia de consumo y no en las consecuencias sobre la salud. El incremento en la compra de productos como galletas, helados o patatas fritas podría ser un indicador a tener en cuenta, pero no debe ser definitorio ya que en lo referente a la obesidad concurren diversas variables relacionadas con el estilo de vida, como la dieta en su conjunto o el ejercicio físico.