Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Cebolla negra: por qué debes plantearte incorporarla a tu dieta

salud, nutrición, cebolla negra, cebolla, alimentos, dieta

Rafael Moreno Rojas

Una reciente investigación ha identificado 53 componentes con propiedades beneficiosas para el organismo, lo que convierten a este ingrediente en un verdadero aliado para la salud.

La cebolla negra se ha hecho muy popular desde que en 2016 la pericia de la empresa cordobesa La Abuela Carmen diera como resultado un producto considerado hoy como gourmet. Según la empresa esta variante se elabora “mediante un largo proceso de maduración natural que combina temperatura y humedad controlada, y en el que no se añaden aditivos ni conservantes. El resultado es una cebolla de textura blanda con tonalidades oscuras y sabor dulce y balsámico, mucho más digestiva que la cebolla fresca".

Elaborada a partir de variedades como la reca o la chalota, la cebolla negra es además un alimento saludable, como acaban de confirmar Investigadores del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (IFAPA) y de la Universidad de Córdoba, que han determinado 53 componentes con propiedades beneficiosas para el organismo según una información compartida por la Fundación Descubre.

Beneficios para la salud de la cebolla negra

Los resultados de la investigación, publicados en la revista LWT-Food Science and Technology, confirman su innegable valor nutricional. Y es que, como resultado del proceso de elaboración los compuestos beneficiosos para el organismo se transforman en otros más biodisponibles, es decir, se absorben mejor e incrementan su acción saludable. Así se han identificado:

· 21 aminoácidos. Un ejemplo es la fenilalanina, un potente analgésico, o la leucina, que interviene en los procesos de construcción de nuevos tejidos.

· 10 flavonoides. Como la quercetina, sustancias antimicrobianas y que favorecen la acción cardiovascular.

· 22 compuestos organosulfurados considerados como metabolitos secundarios. Uno de esllos es la isoaliína, que tiene función antiséptica.

Beneficios gastronómicos de la cebolla negra

Por otro lado, en lo que se refiere estrictamente a su consumo desde un punto de vista gastronómico, durante el proceso se ha logrado eliminar el picor típico del original de las variedades naturales, no existe olor fuerte, sino que huele como a caramelo, y no hace llorar por lo que la cebolla negra puede convertirse en un producto mucho más deseable para el consumidor.