Deporte y Vida

LESIONES

Patinete eléctrico: los riesgos de un vehículo (potencialmente) peligroso

patinete eléctrico, VPM, riesgo, lesión, accidente, salud

EUROPA PRESS

El patinete eléctrico es uno de los denominados vehículos de movilidad personal (VMP) y en los últimos tiempos se ha posicionado como una alternativa real para muchos, aunque no exenta de riesgo.

Desplazarse por las ciudades ya no es lo que era y, como en otros muchos aspectos de la vida, la movilidad urbana ha sufrido importantes trasformaciones. Si antaño el coche, la moto o el transporte público copaban todas las opciones, gracias al nuevo modelo de ciudades cada vez más sostenibles, la bicicleta entró a formar parte de la ecuación. Y, como consecuencia de la infraestructura creada, otras opciones como los vehículos de movilidad personal (VPM) han aprovechado la coyuntura para convertirse en una alternativa real para mucha gente, como se desprende de un informe presentado por Fundación Línea Directa.

Y el patinete eléctrico se encuentra a la cabeza de las preferencias de los usuarios porque cuenta con unas características muy concretas que lo convierte, para muchos, en una interesante opción:

· Son ligeros y cuentan con autonomía suficiente para desplazamientos urbanos.

· Son fáciles de usar y no necesitan mucho espacio.

· Son más económicos que un coche o una moto

· No contaminan ni emiten ningún tipo de gas a la atmósfera.

5 fallecidos en 2018

Pero los patinetes eléctricos no están exentos de riesgo ya que son cada vez más frecuentes los accidentes en los que uno de estos vehículos de movilidad personal se ven involucrados. Lo que ha provocado que a lo largo de 2019 entre en vigor un nuevo Real Decreto de la DGT en el que se incluye una regulación específica como respuesta a la realidad actual. Y es que, el año pasado se produjeron en nuestro país 300 accidentes con el resultado de 5 fallecidos por causas que comprenden:

· Falta de respeto a las normas

· Atravesar la calzada en rojo para los peatones.

· Velocidad del patinete.

· Falta de control sobre las carencias técnicas del vehículo.

· Irrupción súbita y sin control en la vía.

· Dificultad de convivencia en los carriles-bici con ciclistas, así como con los peatones y motoristas.

Traumatismos en la cabeza, fracturas, esguinces y cortes

Un estudio a cargo de la Universidad de California, publicado en 'JAMA Network Open', concluye que los daños en la cabeza, las fracturas y los esguinces y cortes son las lesiones más comunes en los accidentes con patinetes eléctricos, tras tener en cuenta los datos de 249 personas que fueron atendida en el UCLA Medical Center. Según el estudio:

· El 40 por ciento sufrió daños en la cabeza,

· El 32 por ciento fracturas y un

· El 28 por ciento cortes, esguinces o moratones sin fracturas o lesiones en la cabeza.

· El 80 por ciento de los que sufrían un accidente sobre uno de estos vehículos se caían.

· El 11 por ciento sufrían colisiones con objetos.

· El 9 por ciento fueron golpeados por un vehículo en movimiento, como una bicicleta o un coche.

· Sólo el 4 por ciento, es decir, 10 personas, llevaban un casco protector mientras usaban el vehículo.

· Cerca del 92 por ciento de los heridos, un total de 228, conducían el patinete.

· El 8 por ciento, es decir, 21, no lo eran, lo que incluía peatones golpeados por pilotos o que tropezaron con uno de ellos.

· El 5 por ciento de las personas estudiadas tenía una tasa de alcohol en la sangre superior al 0,05 por ciento, lo que los médicos consideraban intoxicación.