Deporte y Vida

TRASTORNOS MENTALES

Ataraxia, cuando ni sientes ni padeces y todo te da igual

ataraxia

as.com

Es un trastorno mental que suele aparecer tras un ictus, confunde en personas con depresión, lleva asocioado la ausencia de voluntad, de hacer, de querer, todo es imperturbable.

No vamos a hablar de la filosofía epicúrea, ni de otras corrientes griegas, sino de las sensaciones que provoca la ataraxia, que es precisamente la ausencia de todas ellas: no sientes, no padeces, no te alteras... estás imperturbable.

Y es que este trastorno, que en ocasiones se puede llegar a confundir con una depresión, en algunas ocasiones se manifiesta tras haber sufrido un ictus (o un golpe en la cabeza) y quedar dañadas algunas partes del cerebro, sobre todo la voluntad.

Signos que demuestran que tienes ataraxia

La ataraxia es un trastorno que puede desembocar en situaciones comprometidas, sobre todo para la persona que la padece, ya que en muchas ocasiones parece que le da igual todo. Pero va más allá, no sienten frustración, cierto, son tranquilos, están siempre serenos... pero no es algo positivo.

Esa tranquilidad se puede confundir con apatía, con desidia casi. Y una de las principales consecuencias es que no mides los actos que realizas, porque las consencuencias te dan igual.

Los griegos abogaban por la serenidad, por la tranquilidad, por buscar precisamente la ataraxia, la felicidad sin que nada te perturbe. Pero no es fácil, y se ha demostrado que los que te rodean pueden llegar a sentirse muy perjudicados, sobre todo por esa sensación de que da todo igual.

-Sabes que tienes ataraxia cuando en el trabajo te da igual hacerlo mal, bien, regular, que tus compañeros estén, que no, que el trabajo, salga, que no se consiga... Ni te afectan los cambios ni te afecta nada.

-Sabes que algo te pasa cuando incluso en una relación, te da igual estar contento, o no, avanzar o no, todo es un fluir sin sentir.

-La ataraxia es una línea plana en tus sentimientos, no hay ansiedad, ni frutración, ni enfado ni confusión...

-La ataraxia muestra que hay un accidente, un daño en el cerebro que puede derivar en algo mayor. No es el estado ideal del ser humano estar sin sentir. Por eso hay que vigilar los síntomas y las sensaciones para no equivocarse con el diagnóstico.