Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

‘Escapar’ de las aulas mejora el aprendizaje y la motivación

escape room, team building, universidad, motivación, aprendizaje, universidad

as.com

Un estudio elaborado por expertos de la Universidad de Granada demuestra el beneficio de usar las ‘escape rooms’ en el ámbito universitario ya que puede ayudar a mejorar el rendimiento académico.

Si en el ámbito empresarial o deportivo es cada vez más frecuente, era cuestión de tiempo que el educativo se interesara por iniciativas que crean cohesión en el grupo y fomentan la colaboración por el bien común. Ese es el espíritu del creciente fenómeno de las actividades de team building que tienen en las ‘escape rooms’ o habitaciones de escapismo uno de sus grandes exponentes en la actualidad y que en el mundo académico ha demostrado que ayuda a mejorar el aprendizaje y la motivación.

Al menos es lo que ha concluido un grupo de investigadores de la Universidad de Granada (UGR), que comprobaron con alumnos de la asignatura Enfermería del Adulto 1 del Grado de Enfermería las bondades de esta práctica. Los resultados del trabajo, publicados en la revista 'Nurse Education Today', así lo confirman ya que los 115 participantes aseguraron que la experiencia en una ‘escape room’ les ayudó con el aprendizaje de la asignatura, que les fue útil para recordar y fijar conocimientos de cara al examen y que, además, les motivó para estudiar.

En su caso, los alumnos superaron pruebas como realizar una reanimación cardiopulmonar, hacer una cesárea a un muñeco (encontrando antes la bata quirúrgica y guantes estériles), extraer sangre del brazo de un maniquí o colocar unos electrodos a un maniquí como si fueran a realizar un electrocardiograma para obtener una clave.

Dinámica de la ‘escape room’

La dinámica de esta actividad es por lo general muy sencilla. Se forma un equipo al que se encierra en una habitación o varias habitaciones ambientadas con una temática determinada. Guiado por un director que observa los progresos e interviene solo en caso de necesidad, el equipo deben colaborar y utilizar sus habilidades mentales para ir descubriendo pistas y resolver acertijos que les permita avanzar hasta conseguir superar el reto, que no es otro que, como su propio nombre indica, escapar de la habitación antes de que finalice el tiempo estipulado.

5 razones más para encerrarse

1. Es una una actividad apta para todos los públicos. Puede participar gente de cualquier edad y condición física, incluidas las personas con diversidad funcional.

2. Las ‘escape rooms’ fomentan el desarrollo de habilidades directamente relacionadas con el trabajo en equipo como el liderazgo, la negociación, el consenso o la colaboración, entre otros.

3. Saca a relucir las capacidades individuales y las colectivas del grupo que participa en la actividad.

4. Al ser un juego contrarreloj aporta un nivel de estrés positivo que contribuye a sacar lo mejor de cada uno.

5. Durante una hora se comparte un reto colectivo por el que el equipo ha de cooperar, aprovechando las fortalezas y compensando las debilidades de cada miembro del grupo.