Deporte y Vida

SALUD

Estos son los alimentos que puedes comer a diario y con frecuencia (y los que no)

dieta, cardiosaludable, alimentos, nutrición, salud, dietas

as.com

Un trabajo de la Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA) pone de manifiesto la importancia preventiva de la actividad física, el abandono del tabaco y el valor de los distintos grupos de alimentos.

La Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA) ha presentado un importante estudio científico, bajo el título ‘Recomendaciones sobre el estilo de vida en la prevención cardiovascular’, realizado por su grupo de trabajo de Nutrición y Estilos de Vida, que aborda con sentido crítico los consejos establecidos sobre los hábitos de vida y las enfermedades cardiovasculares.

Además, en el trabajo se pone de manifiesto la importancia preventiva de la actividad física, el abandono del tabaco y el valor de los distintos grupos de alimentos. El documento discute, además, nuevos paradigmas, como el de la medicina personalizada aplicada a la nutrición, la importancia de la flora intestinal o del procesado de los alimentos.

“En el momento actual, con el incremento de enfermedades relacionadas con una alimentación inadecuada, es preciso que la población disponga de una fuente de conocimiento fiable que oriente en el confuso mundo de la información no contrastada. La salud depende más de la inteligencia de cada uno en la toma de decisiones adecuadas, que de los avances científicos y tecnológicos”, asegura el doctor Francisco Pérez Jiménez, uno de los 15 expertos que ha elaborado el documento durante los últimos dos años.

Por su parte, otro de los invetigadores, el doctor Emilio Ros asegura que “los alimentos son más importantes que los nutrientes (por ejemplo, ácidos grasos o colesterol) que contienen, ya que la matriz de nutrientes saludables de ciertos alimentos contrarresta el posible riesgo de sus componentes nocivos”.

Qué alimentos debes incluir y desterrar de tu dieta

Teniendo en cuenta todos estos aspectos, el trabajo contiene una relación de los alimentos que podemos consumir a diario, con relativa frecuencia y aquellos que debemos eludir en la medida de lo posible.

Todos los días

- Aceite de oliva, preferiblemente virgen.

- Huevos

- Pescado azul o blanco (al menos dos veces por semana)

- Carnes de ave y conejo (alternarla con el pescado, consumiendo una de estas opciones al día).

- Lácteos: leche y yogur semidesnatados (sin azúcar) o quesos frescos.

- Legumbres y cereales integrales.

- Frutos secos crudos.

- Chocolate negro, con un porcentaje de cacao igual o superior al 70 %.

- Café (hasta cinco diarios, sin azúcar) y té (sin limitación).

- Frutas y verduras: cuatro o cinco raciones.

Tres veces por semana (como máximo)

- Margarina.

- Huevos en el caso de los pacientes con diabetes.

- Marisco.

- Carnes rojas o magras.

- Leche y yogur enteros (sin azúcar) y quesos curados.

- Arroz y pasta.

- Frutos secos tostados.

- Chocolate con una proporción de cacao inferior al 70 %.

- Alimentos ricos en féculas, como patatas.

Ocasional, pero desaconsejado

- Freír con aceites de semillas.

- Pescado en salazón, ahumados, carnes procesadas y embutidos.

- Mantequilla, nata. Quesos curados en pacientes hipertensos.

- Cereales de harina refinada.

- Frutos secos salados.

- Chocolate con leche y blanco.

- Zumos de fruta comerciales y patatas fritas comerciales.