Deporte y Vida

CÁNCER

Samsung pone fin a años de litigio con indemnizaciones y una disculpa

El gigante asiático, líder mundial en la fabricación de móviles, ha pedido disculpas a los trabajadores de sus fábricas que sufrieron cáncer y a sus familiares, a los que indemnizará con hasta 116.000 euros.

0
samsung, cáncer, trabajadarores
HANDOUT REUTERS

Nunca es tarde para reconocer un error y recompensar de alguna manera el daño causado. Aunque unas palabras amables y una determinada cantidad de dinero no sean consuelo para los afectados y sus familiares víctimas de una negligencia. Hablamos de Samsung Electronics y los casos de cáncer sufridos por empleados que contrajeron la enfermedad en las fábricas de la compañía, cuyo número ronda los 240 afectados, de los que 80, principalmente jóvenes mujeres, fallecieron.

"Presentamos nuestras sinceras disculpas a los empleados que sufrieron esas enfermedades y a sus familiares. No gestionamos de forma apropiada los riesgos sanitarios en nuestras fábricas de semiconductores y LCD", aseguró el copresidente de la empresa, Kim Ki-nam, tras firmar el acuerdo de indemnización que reconoce la situación y cerrar así más de 10 años de litigio con la asociación de familias afectadas.

El acuerdo suscrito, que supone indemnizaciones de hasta hasta 116.000 euros, cubre 16 tipos de cáncer, enfermedades raras, abortos y enfermedades congénitas que afectaron a los hijos de los trabajadores y contempla a aquellos empleados que trabajaron en las fábricas de la discordia al menos durante un año a partir de 1984.

Dura batalla desde 2007

El escándalo se destapó en 2007 por la denuncia de varios extrabajadores. Precisamente ese mismo año fallecía Yu-mi, empleada de 22 años e hija del representante de las familias afectadas, Hwang Sang-gi, que con la firma del acuerdo cierra una etapa muy dolorosa de su vida, aunque el daño sigue latente.

"Estoy feliz de que haya podido cumplir la promesa que hice a Yu-mi. Las disculpas no son suficientes para las familias, pero las aceptaremos. Ninguna excusa bastará para compensar todos los insultos, el dolor debido a las enfermedades profesionales y la pérdida de un familiar", concluyó Hwang Sang-gi.