Deporte y Vida

DÍA MUNDIAL

Filosofía y Deporte están condenados a entenderse

guardiola

Laurence Griffiths

Getty Images

Guardiola es el filósofo del fútbol de hoy en día; te contamos cómo el Arsenal de Wenger, Rafa Nadal, el Cholo Simeone, el Alcorconazo, son ejemplos de Filosofía hoy en día.

“La filosofía es una actitud. Es la inclinación al querer, en concreto al querer saber por qué las cosas son así y no de otra manera. Es el asombrarse ante lo que sucede y querer ponerse en la disposición de iniciar un camino. Lo más valioso no sería las respuestas ante las incógnitas, sino acertar con la pregunta adecuada que nos coloque en el inicio de un asombroso recorrido”, así comenzamos un repaso a la importancia de la Filosofía en nuestra vida cuando se celebra su Día Mundial.

“Por eso a Guardiola le llaman el filósofo, porque entiende que tiene más valor el camino que la llegada. No se trata de llegar a la meta, sino de saber caminar. Esa es la diferencia entre el que conoce un deporte y el que solo gana”, quien así se explica es el profesor de Filosofía Jorge Martín.

¿Sirve para algo la Filosofía?

La filosofía es buena en sí misma. Nos recuerda que hay cosas más importantes que el servir para algo. En ese sentido la filosofía no sirve para nada, o mejor dicho no es ‘sirviente’ de nada ni nadie. Está al margen de intereses de cualquier tipo. La gente no se cultiva para conseguir ganancias externas. Lo hace para huir de la ignorancia. Y eso tiene más valor que otras muchas cosas, porque quiere decir que se busca por sí misma, su valor reside en ella y no en la mera utilidad o el mero servicio.

Cuando todas las necesidades están cubiertas y ya no hay nada más que hacer o conseguir, viene el aburrimiento y entonces estamos en disposición de querer; por ejemplo de querer saber por qué y cómo vivir.

¿Desde cuándo podemos relacionar la Filosofía con el Deporte?

Ya decía Pitágoras que los amantes del deporte, son una especie de filósofos. Decía que el espectador de los Juegos Olímpicos, busca contemplar y comprender. A diferencia de los atletas, que buscan la fama y la gloria, o los comerciantes, que van allí movidos por el lucro, nos encontramos con que los que acuden a ver deporte, son deseosos de conocer y entender lo que sucede allá abajo. Y lo que ocurre allá abajo no deja de ser una metáfora, una caricatura, un teatro de lo que nos ocurre en la vida.

Y si esto no fuera cierto, al menos, es una herramienta útil en la sociedad. La filosofía no enseña a pensar, sino a pensar de una determinada manera. En el difícil proyecto de convivencia social tiene cuatro frentes abiertos:

-a nivel cultural: el cultivo de la filosofía reduce la brecha socio-cultural. Iguala a personas de distintas capas sociales. Quien sabe filosofar controla pensamientos, razonamientos, argumentaciones, las cuales son independientes de la clase social, ideología, sexo, equipo de fútbol. El Alcorconazo.

-a nivel intelectual: entrena en el desarrollo de la capacidad de abstracción, del lenguaje y la argumentación. Se trata de saber entender problemas, saber explicarlos, saber defender y atacar ideas. El Cholo Simeone.

-a nivel social y político: moldea en el arte de identificarse como ser autónomo y ser consciente de la diferencia entre un pensamiento propio de uno que no lo es. El Arsenal de Wenger.

-a nivel democrático: ejercita en el verdadero proyecto social, una comunidad democrática basada en los Derechos Humanos, en donde conviven ciudadanos libres, reflexivos y con capacidad crítica. Rafa Nadal.

El entrenador del Atlético de Madrid representa un modelo de Filosofía.

¿Qué le puede pedir un profesor de Filosofía al futuro en esta materia?

Dos peticiones desde el Día Mundial de la Filosofía:

-que la materia de Filosofía retorne a las aulas con más cantidad y más calidad para que tal actividad cristalice en los futuros ciudadanos y haga un poco mejor a la sociedad para que esta no caiga en la corrupción, no se pierda en los placeres y no se hunda en el lado oscuro de lo humano.

-que el deporte se entienda y valore no desde su estatus de negocio desmedido sino desde su valor como metáfora de la vida: asombro, lucha, aceptación, regreso, victoria, derrota, danza, equilibrio, tragedia… El deporte es una herramienta de comprensión y conocimiento, eso bien lo saben los jóvenes que empiezan y los veteranos que terminan. Cuánta es la capacidad formativa de la disciplina deportiva y los valores del cultivo del cuerpo y la salud y las competiciones entre iguales.

0 Comentarios

Normas Mostrar