Deporte y Vida

FITNESS

Robert Downey Jr: el entrenamiento y la dieta de un adicto al éxito

Iron man, sherlock holmes, robert downey jr, fitness, entrenamiento, dieta

as.com

El actor de 53 años ha tenido una vida intensa no sin épocas oscuras de excesos y polémicas, pero ha sabido reinventarse y convertirse en uno de los actores mejor considerados.

La historia de Robert Downey Jr no puede entenderse sin hacer un recorrido por un pasado plagado de excesos y polémicas. A los 8 años ya había coqueteado con la marihuana y más tarde entró en una espiral autodestructiva que incluyó alcohol, cocaína, heroína o crack, entre otras sustancias. No se libró ni de la cárcel y durante un tiempo fue considerado uno de los chicos malos de Hollywood cuya vida disoluta le costó también el rechazo de Sarah Jessica Parker, con quien mantuvo una relación de 7 años.

Para el papel de Sherlock Holmes tuvo que entrenar duro.

Y el talento estaba ahí. En 1992 fue nominado al Oscar por su interpretación de Charles Chaplin en un biopic sobre el polifacético artista británico, y a lo largo de su extensa carrera ha participado en filmes de calidad y en series exitosas como Ally McBeal, pero la sombra de sus adicciones era muy alargada y no fue hasta la intervención de su amigo Mel Gibson y a la de su mujer actual, la productora Susan Levin, con la que contrajo matrimonio en 2005, cuando Robert Downey Jr dio un vuelco a su vida.

"Tuve que hacer un esfuerzo infernal para desengancharme de esas cosas", aseguró el actor en su momento, pero lo logró y su escalada hacia el éxito ha sido imparable desde entonces gracias, principalmente, a dos papeles que le han vuelto a ubicar en la cúspide de Hollywood: Tony Stark y Sherlock Holmes. El éxito de Iron Man, en una era en la que el universo de Marvel está más vigente que nunca, ha sido notorio y el año que viene volverá a la gran pantalla en la secuela de Avengers: Infinity War. También está previsto que haya, en este caso en 2020, una tercera entrega sobre el detective que con tanto acierto ha interpretado en las cintas dirigidas por Guy Ritchie.

Más artes marciales que pesas

Precisamente estos dos personajes, tanto Tony Stark como Sherlock Holmes, han obligado a Robert Downey Jr a prepararse a conciencia para su interpretación tanto en lo que a su rutina de entrenamiento se refiere como a la dieta que ha sido necesaria para ganar músculo y definir su cuerpo. En el caso de Iron Man, fue necesario incrementar más la masa muscular, aunque no demasiado al tratarse de playboy millonario y científico incomprendido detrás de un traje.

"Cuando haces películas de este tipo no quieres ser el chico regordete y bajito que no da el perfil para el papel. Me gusta ganar algo de peso y músculo porque sienta bien, pero estar en forma es un proceso continuo. En general, para interpretar a personajes como Tony Stark o Sherlock Holmes, durante 3 o 4 días a la semana, hago entrenamiento de fuerza, pero sobre todo artes marciales como Kung-Fu o Chi-Gong, y también yoga. El entrenamiento de fuerza puede ser muy monótono”, ha comentdao el actor neoyorkino en alguna ocasión.

Dieta saludable

En lo que se refiere a la alimentación, como ha indicado su entrenador, Brad Rose, su dieta oscilaba entre las 3.000 y 5.000 calorías que consumía en 7 comidas al día. “Comía cada tres horas: 30% proteínas, 30% grasas y 40% carbohidratos. Pero por encima de todo su dieta era muy saludable a base de productos frescos y evitando los procesados, y sí, muy estricta. Ganó 11 kilos de músculo. Eso sí, era todo definición. Después del rodaje de Iron Man logró reducir su peso hasta 69 kilos para interpretar a Sherlock Holmes”, explicaba Brad Rose.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar