Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

El estrés puede arruinarte la vida: reconoce los síntomas

estrés

as.com

Los primeros indicios de estrés agudo son trastornos del sueño, malestar, estar distraídos, irritables, críticos con nosotros y el entorno, cambios de humor…

El estrés llega por diferentes motivos, no sólo trabajo, también familia, hijos, pareja, preocupación por el futuro… en ocasiones estamos metidos de llenos en la rutina que puedes llegar a olvidar lo más importante, conducir en modo automático y no saber ni siquiera cómo has llegado al trabajo o a casa.

¿Sería posible que el estrés hubiera sido capaz de hacer que un padre olvidara a su bebé en el coche? Es lo que dicen los expertos, que el estrés agudo, una situación psicológica de gran tensión, podría provocar gravísimos déficits de atención y concentración.

La psicóloga Pilar Conde afirma que es clave estar atentos a los primeros síntomas del estrés. Y entre los primeros destacan los problemas alimenticios: falta de apetito, pero también todo lo contrario, tener demasiada hambre, comer por comer; trastornos del sueño, malestar, estar distraídos, irritables, ser muy críticos con nosotros y el entorno, incluso llegar a tener problemas de sociabilidad.

Cómo llega el ataque de ansiedad

No le ocurre a todo el mundo, pero ocurre. “El estrés no surge de un día para otro; suele ser el resultado de la tensión a la que estamos sometidos en nuestra vida laboral, sentimental o familiar. Necesitamos las herramientas para hacer frente a la angustia e incertidumbre que nos producen los problemas. En ocasiones el individuo se ve desprotegido, desarmado para hacer frente a todo lo que siente y comienza entonces a tener miedo. De ahí pueden surgir fobias o problemas psicosomáticos. El resultado más común es el ataque de ansiedad”, cuenta.

Cuando se sufre un ataque de ansiedad el individuo pierde el control, nota que aumenta el latido cardiaco, la respiración se agita, se incremente la tensión arterial y puede llegar a sentir hormigueos en las extremidades. Es agobiante la sensación de descontrol físico y mental. Es vital que el individuo sepa reconocer estos síntomas y sepa dialogar consigo mismo y convencerse de que la ansiedad no puede hacerle daño, que este estado va a desaparecer en unos minutos y que todo volverá a la normalidad”, explica.

En ocasiones el ataque de ansiedad puede llegar a ser un ataque de pánico incluso la despersonalización, una situación en la que la persona se siente como extraño, como si no estuviera en su cuerpo o no estuviera en esa situación.

Reconocer los síntomas del estrés

“Se puede luchar y vencer al el estrés, pero es necesario actuar en cuanto alguien note los primeros síntomas. Pero también quienes hayan padecido situaciones traumáticas aisladas en el pasado e incluso para quienes el mínimo cambio en su rutina implica un gran nerviosismo”.

Lo más recomendable en caso de estrés agudo es el distanciamiento de lo que nos genera esa tensión, pedir ayuda y contar las herramientas adecuadas para hacer frente a ese malestar.

0 Comentarios

Mostrar