Deporte y Vida

DÍA MUNDIAL DEL ICTUS

Una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida, aunque se puede prevenir

ictus, accidente cerebrovascular, factores de riesgo, día mundial, salud

as.com

El ictus es una enfermedad cerebrovascular que limita o impide la llegada de sangre al cerebro provocando un daño neuronal y es la segunda causa de muerte en España, la primera en mujeres.

Cada año casi 120.000 personas sufren un ictus en España, una enfermedad que afectará a 1 de cada 6 personas, que representa la segunda causa de muerte en España (la primera en el caso de las mujeres) y que provoca la muerte o una discapacidad grave en la mitad de los casos. La buena noticia es que es el 90% de los ictus se podrían evitar mediante la prevención.

El ictus es una enfermedad cerebrovascular que limita o impide la llegada de sangre al cerebro provocando un daño neuronal. Puede ser isquémico, un coágulo que obstruye el paso de sangre, o hemorrágico, causado por la rotura de un vaso cerebral, y sus secuelas afectan a diferentes áreas y capacidades.

· Alteración de movilidad.

· dificultad en el habla.

· Dificultad en la capacidad de comprender.

· Problemas de memeoria.

· Problemas de lógica.

· Problemas de cálculo.

· Problemas de motricidad, sensibilidad y coordinación.

· Problemas de visión.

· Cambio en el carácter.

“Los síntomas del ictus generalmente se producen de forma brusca e inesperada siendo los más comunes las dificultades para hablar o entender, la pérdida brusca de fuerza o sensibilidad en una parte del cuerpo y la alteración de la simetría facial, así como problemas de visión y dolor de cabeza muy intenso. La gran mayoría de los pacientes suelen presentar una combinación de varios de estos síntomas y solo con experimentar uno de ellos, incluso si los síntomas son reversibles o transitorios, ya es motivo de urgencia”, asegura Jaime Gállego de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Riesgo en cualquier edad

Hipertensión arterial, diabetes, niveles de colesterol altos, tabaquismo, obesidad, problemas de corazón, vida sedentaria y consumo de alcohol, entre otros, son los factores de riesgo más frecuentes a la hora de sufrir un ictus. La edad es otro factor de riesgo, ya que la incidencia del ictus aumenta a partir de los 60-65 años. “Aunque puede aparecer a cualquier edad como demuestra el hecho de que en los últimos años ha aumentado considerablemente la incidencia de ictus en adultos jóvenes, debido en gran parte a los estilos de vida en la sociedad”, explica Julio Agredano, presidente de Freno al ICTUS.

Vida saludable como prevención

Según hemos comentado antes, el 90% de los casos de ictus se podrían evitar con una adecuada prevención tanto en personas que no lo han sufrido hasta el momento, como las que sí, ya que el hecho de haber sufrido un ictus es un factor de riesgo en sí mismo para sufrir un segundo. Entre las medidas para pervenirlo podemos destacar:

· Dejar de fumar.

· Consumo moderado de alcohol.

· Adelgazar.

· Controlar la ingesta de sal.

· Controlar las grasas.

· Hacer ejercicio.

· Controlar la tensión arterial.

· Acudir a revisiones médicas periódicas.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar