Deporte y Vida

FITNESS

No intentes hacer esto en casa: el curl de bíceps imposible

bíceps, curl de bíceps, fitness, errores, rutina, salud

as.com

Una publicación viral de Facebook muestra la ejecución nada ortodoxa que protagoniza un joven de un curl de bíceps con mancuernas.

No intentes hacer esto en tu casa. Ni en el gimnasio. Ni en ningún sitio. Partamos de esta premisa porque la ejecución del curl de bíceps menos ortodoxo de la historia que compartimos a continuación no tiene otra explicación que una capacidad innata y exclusiva de su protagonista, que hace una alarde de flexibilidad con sus articulaciones pocas veces presenciado.

Más allá de la imposible manera de realizar el curl de bíceps que muestra la publicación viral, sí es cierto que en nuestras rutinas de entrenamiento, con barra o mancuernas, solemos cometer una serie de fallos que restan eficacia a los ejercicios encaminados al desarrollo de la zona. ¿Lo estamos haciendo bien o por el contrario no obtenemos resultados y acabamos doloridos? Si no estás contento con el resultado de tu esfuerzo, puede que se deba a algunos errores comunes que tienen solución.

5 errores habituales al trabajar los bíceps

1. Mueves el codo, levantas los hombros o flexionas la muñecas. Debes fijar el codo a tu cuerpo. Si tienes dificultades para fijarlo, siempre puedes apoyarte en una pared con las piernas ligeramente adelantadas. Además es necesario no levantar los hombros al mismo tiempo que el peso y debes mantener rígidas la muñecas y evitar flexionaralas. Si cometes estos errores, estarás trabajando espalda, hombros y antebrazos en lugar de centrarte en el bíceps, que es tu objetivo.

2. No completas el rango de movimiento (ROM). Es algo básico ya que el ejercicio debe empezar pegado al cuádriceps y llegar hasta el pecho. Si no lo ejecutas bien, no ganarás tanto volumen y fuerza.

3. Te limitas a levantar peso mecánicamente. Error. Debes estar concentrado en los ejercicios que realizas y sentir que estás trabajando adecuadamente la zona. No te limites a un movimiento mecánico y repetitivo de mancuernas o barra.

4. No trabajas por igual la cabeza corta y la larga del bíceps. El bíceps braquial está formado por dos cabezas, cabeza corta y cabeza larga, que convergen en una sola masa. Para trabajar la cabeza corta, realiza ejercicios en los que el codo se mueva por delante del cuerpo, y haz lo contrario para trabajar adecuadamente la cabeza larga. Puedes combinar uno o dos ejercicios de cada tipo: spider curl o chin ups, en el primer caso y en el segundo optar por incline dumbbell curl o drag curl.

5. Realizas demasiado volumen de trabajo. No conviene sobrecargar demasiado la zona con mucho volumen de trabajo específico porque no es garantía de éxito. Si no estás contento con el resultado del entrenamiento, reduce la carga de trabajo. En ocasiones pensamos que cuanto más se trabaja un grupo muscular, mejores resultados se logran y esta afirmación no tiene por qué ser correcta.

0 Comentarios

Normas Mostrar