Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

8 claves para evitar el síndrome post vacacional

síndrome post vacacional

as.com

Se calcula que 1 de cada 3 trabajadores sufrirá el síndrome postvacacional al reincorporarse al trabajo tras el verano, pedir ayuda y cambiar rutinas será la mejor ayuda posible.

La vida en chanclas es la vida mejor, que decía la canción pirata. Y es que volver de vacaciones da pereza, a casi ninguno nos apetece volver a nuestro trabajo donde no se ve una ventana, ni el mar, ni la montaña, ni hay museos que descubrir no podemos pasar mil horarios con los amigos…

Pero para poder irnos debemos volver a trabajar. Las pocas ganas de volver a trabajar se han denominado en los últimos años ‘síndrome post vacacional’, o estrés post vacacional. Todo es un estrés ahora. “La depresión postvacacional es un síndrome por el cual las personas tienen problemas para adecuarse de nuevo al trabajo y muestran síntomas de apatía, irritabilidad o tristeza”.

En España, según la consultora de recursos humanos, Adecco, se calcula que 1 de cada 3 trabajadores está sufriendo o sufrirá el síndrome postvacacional al reincorporarse al trabajo tras el verano. Del 63 % restante, una parte importante padece o padecerá un cuadro de fatiga o estrés que estará directamente vinculado a la incorrecta adaptación al orden y la rutina tras esos días en los que apenas se tienen responsabilidades.

Sobre estos síntomas, la psicóloga de Instituto Centta María González, nos propone 8 claves para afrontar la vuelta al trabajo:

Prevención

“Es fundamental que la vuelta a la rutina la realicemos de manera progresiva, adecuando nuestros horarios de sueño y alimentación a nuestro horario habitual”, y lo mismo ocurre con los niños que vuelven al colegio. De disfrutar de todo el tiempo a levantarse a las 8 y apenas tener tiempo para jugar...

Analizar

“Hacer un balance de lo positivo de las vacaciones y diseñar o planificar nuevos destinos para los próximos días libres, aunque sean pequeñas escapadas de fin de semana”, ya está disponible además el calendario de festivos del próximo curso, así que no tenemos excusa.

Septiembre es el mes por excelencia de vuelta a la rutina.

Vacaciones gracias al trabajo

“Valorar que si podemos disfrutar de las vacaciones es porque tenemos un puesto de trabajo esperándonos”, una verdad sí, aunque se puede buscar un trabajo que guste más y recompense más, no sólo a nivel económico.

Objetivos realistas

“En nuestra primera semana planificarnos objetivos a corto plazo y “fáciles” de realizar para poder canalizar nuestra energía a aquellos que nos parezcan más ambiciosos”, correr un día a la semana, ir al cine, quedar con algún amigo…

Nuevos retos

“Focalizarse en los aspectos positivos del trabajo, siempre existen, detectarlos y potenciarlos nos ayudará en nuestro día a día”. Empezar a proponer nuevas ideas, nuevos clientes, nuevos proyectos… hará que el regreso se vea también como una oportunidad laboral.

Balance

“Es también un buen momento para detectar lo que deseas cambiar y corregirlo tanto en el ámbito laboral como personal, al haber pasado unos días fuera de la cotidianidad podemos detectar más rápido lo que no funciona e intentar modificarlo”, sobre todo sabemos lo que no queremos y podemos intentar cambiarlo.

Buscar los detalles

“Buscar el bienestar y la alegría en los pequeños detalles de tu vida. Todo tiene sus aspectos positivos, pero hay que saber cómo detectarlos y trabajar sobre ellos para conseguir la realización personal y alejar a la frustración”, pide ayuda si todo lo ves negro, si no encuentras nada que te motive.

Recuperar hábitos saludables

“Si antes de las vacaciones estabas en un proceso de pérdida de peso o gestión de tu alimentación y de hacer deporte, al igual que la vuelta al trabajo, la vuelta al proceso de consolidar nuevos hábitos de alimentación puede ser costoso de inicio. Lo importante en este proceso es analizar qué situaciones hemos tenido en estas vacaciones de “descontrol” y reflexionar sobre aquello que nos puede ayudar en las próximas vacaciones”, nos cuenta la psicóloga.

El mejor momento para retomar una vida saludable es ahora. No importa lo mal, bien o regular que lo hayas hecho estas vacaciones. El cuerpo siempre vive en el presente y lo importante es qué vas a hacer hoy y mañana para retomar gradualmente tus anteriores hábitos”.

0 Comentarios

Normas Mostrar