Deporte y Vida

SALUD

Un hogar más cálido ayuda a combatir la hipertensión

enfermedad crónica, salud, deporte, hipertensión, dieta, temperatura, hogar cálido

as.com

Un estudio a cargo de la University College de Londres relaciona las bajas temperaturas en casa con niveles más elevados de la presión arterial.

Sabíamos que el control del peso con una dieta mediterránea e hipocalórica, el ejercicio regular de cierta intensidad, la reducción de la ingesta de sal, que no debe superar los dos o tres gramos diarios, y no fumar deben formar parte del abecedario de los hipertensos. Pero, gracias al trabajo de los investigadores de la prestigiosa University College de Londres, ahora también sabemos que debemos mantener nuestros hogares cálidos.

Las conclusiones de su trabajo, publicadas en la no menos prestigiosa revista 'Journal of Hypertension', indican que cada disminución de 1° centígrado en la temperatura interior se asoció con aumentos de 0,48 mmHg en la presión arterial sistólica y 0,45 mmHg en la diastólica.

Tras realizar el pertinente seguimiento a los 4.659 participantes en sus hogares para medir su presión arterial y tomar una lectura de la temperatura interior en su sala de estar, los resultados no dejaban lugar a la duda: la presión arterial sistólica y diastólica promedio fue de 126,64 y 74,52 mmHg, respectivamente, para las personas en las casas más frías del estudio, en comparación con 121,12 y 70,51 mmHg en los hogares más cálidos. La presión ideal se considera entre 90/60 mmHg y 120/80 mmHg.

"Nuestra investigación ha ayudado a explicar las tasas más altas de hipertensión, así como los posibles aumentos de las muertes por accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca, en los meses de invierno, sugiriendo que las temperaturas interiores deben tomarse más en serio en las decisiones de diagnóstico y tratamiento, y en los mensajes de salud pública", señala el autor principal del estudio, el doctor Stephen Jivraj.

"Entre otros cambios en la dieta y el estilo de vida que las personas pueden fomentar para reducir la presión arterial alta, nuestros hallazgos sugieren que mantener las casas un poco más calientes también podría ser beneficioso", agregó.

¿Cuál es la temperatura ideal?

Y si te está preguntando qué temperatura es la idónea, si bien el estudio no identificó un umbral para un hogar lo suficientemente cálido, los investigadores sugieren que mantener las salas de estar a por lo menos 21° C podría ser lo más recomendable para combatir con más éxito el principal problema crónico de salud en España en personas mayores de 15 años que han sido diagnosticadas en los últimos doce meses.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar