Deporte y Vida

BELLEZA

Dióxido de carbono a presión, el tratamiento de Kim Kardashian

Kim Kardashian

Instagram

Es un tratamiento que se realiza en cabina, se llama CooLifting y el protocolo se basa en disparar al rostro dióxido de carbono a presión, una terapia que se hace en frío y activa el colágeno del rostro.

Los tratamientos de belleza son una de las pasiones de las celebrities, y en este caso hemos descubierto cómo Kim Kardashian luce siempre una piel impoluta: se basa en una pistola que ‘dispara’ un gas incoloro (el CO2, o dióxido de carbono), una terapia que se realiza en frío a alta presión para ‘incrustar’ en la piel una gran concentración de principios activos anti - edad nebulizados.

Su nombre es CooLifitng, el rtratamiento facial en cabina que busca rejuvenecer la tez de una manera segura, indolora, rápida y que se nota desde la primera sesión. Es la conocida como carboxiterapia, un aliado médico-estético no invasivo que promueve la formación de colágeno y elastina e incrementa la oxigenación de los tejidos.

Cómo funciona el tratamiento con pistola y dióxido de carbono

La pistola ‘dispara’ en el rostro un flujo de CO2 a muy baja temperatura y alta presión, combinado con una gran concentración de principios activos anti - edad nebulizados, una especia de bruma, cargada de beneficios para potenciar la actividad natural de la piel, con un poco de ayuda.

El rostro, que suele estar a una temperatura de 36 grados, responde con una reacción dérmica intensa. El frío genera que los vasos sanguíneos se contraigan y expandan alternativamente para contrarrestar el choque térmico, estimulando la microcirculación cutánea.

Beneficios de la carboxiterapia

-Reacción dérmica profunda.

-Hidratación intensa.

-Estimulación de colágeno, clave para evitar líneas de expresión

-Regeneración dérmica.

-Mejora de la textura y calidad de la piel.

-Homogenización del tono de la piel.

En Madrid en el centro Rogelaine este tratamiento cuesta 75 euros la sesión, y recomiendan hasta seis.

0 Comentarios

Mostrar