Deporte y Vida

OLA DE CALOR

7 consejos para dormir (plácidamente) a pesar del calor

dormir, sueño, calor, consejos

as.com

En plena ola de calor conviene tener en cuenta unas sencillas recomendaciones para evitar largas noches de insomnio.

Si eres de aquellas personas que no para de resoplar y moverse durante las interminables noches de verano, quizá es conveniente que tomes nota de unas recomendaciones, lógicas, para conseguir lo que mereces: dormir plácidamente. Y es ahora, a las puertas de agosto, cuando se anuncia una ola de calor que prevé una considerable subida de las temperaturas, cuando debemos aplicar nuestras mejores tácticas para sobrellevarla.

Especialmente dramático es cuando nos enfrentamos a la noche. Durante el día, el agua puede aliviar la carga pero por las noches no hay consuelo posible y, tanto si estas de vacaciones o trabajando, el descanso ininterrumpido es imprescindible para poder disfrutar de nuestro tiempo libre o cumplir con nuestras obligaciones sin tener la sensación de desfallecer.

7 consejos para dormir bien

Así pues, compartimos contigo 7 consejos para dormir (plácidamente) a pesar del calor y que, como comprobarás, no son inventos raros y puedes aplicarlos desde la primera noche:

1. La habitación. El campo de batalla. Es necesario ventilarla durante las primeras horas del día y cerrar ventanas cuando empiece a apretar de verdad el calor para volver a abrirlas al ponerse el sol. Un ambiente fresco es sinónimo de un mejor descanso.

2. La ropa de cama. Mejor de lino o algodón para evitar la humedad y apostar así por un tejido transpirable. Ni que decir tiene que cuanto mejor sea el colchón y el somier, mejor conciliaremos el sueño.

3. Come bien, hidrátate mejor. Alimentos muy calóricos y digestiones pesadas no suelen ser compañeros de viaje muy recomendables para irte a la cama. Una dieta ligera con alimentos de fácil digestión es necesaria. Como lo es también una adecuada hidratación a lo largo del día que disminuya la sensación de calor. ¿Ya sabes aquello de los dos litros diarios de agua no?

4. Esos incómodos huéspedes. Sí, los mosquitos. Si nunca te ha despertado uno con su zumbido en la oreja, eres una rara avis. Más allá del misterioso motivo que les obliga a anunciar su llegada cuando tú estas a punto de perder la consciencia, los mosquitos son molestos por sus picaduras y por ese gusto por dejar clara su presencia. Utiliza mosquiteras y repelentes para evitar que sean uno más en tu habitación.

5. Ducha de urgencia. Si no es el primer acto reflejo, poco le falta. Una ducha antes de ascotarse puede ser una gran opción si la tomamos como corresponde, es decir, ni muy fría ni muy caliente. Si tomamos una ducha con agua fría la sensación térmica al salir puede ser justo la contraria de la perseguida.

6. Aire acondicionado y ventiladores. No es recomendable dormir con el aire acondicionado encendido. Es la solución fácil pero no la más saludable. Si cuentas con ese lujo, puedes encenderlo antes de irte a dormir para refrescar el ambiente. En el caso del ventilador puedes colocarlo en un lugar estratégico de la habitación que permita la circulación del aire. Si quieres evitar un inoportuno resfriado, no te interpongas en su trayectoria.

7. Off mejor que On. Apaga y desconecta todos los aparatos eléctricos a tu alrededor porque son unos emisores de calor muy silenciosos. Pero, a la larga, su acción se nota en el conjunto. Evítalos a toda costa. Total, vas a estar durmiendo plácidamente.

0 Comentarios

Normas Mostrar