Deporte y Vida

FITNESS

4 ejercicios con el churro de la piscina para entrenar en verano

verano

Vamos a trabajar pectorales y piernas, abdominales, tren inferior, ejercicios de equilibrio, con un elemento tan básico que te sorprenderá no haberlo hecho antes.

En vacaciones se dejan atrás las rutinas de ejercicio más exigentes, pero si necesitas o quieres mantener cierto nivel de entrenamiento, de manera moderada, hoy te vamos a contar 4 ejercicios con el churro de la piscina que no sabías que podías hacer.

Hemos consultado con los expertos de Zagros Sports definen quienes nos han dado las pautas para, con al menos 30 minutos de entrenamiento al día, mantener el cuerpo en su nivel de resistencia y tono muscular para evitar un periodo de adaptación al ejercicio más o menos largo hasta el mes de septiembre.

Estos ejercicios están indicados “para quienes buscan compensar la mayor ingesta calórica propia de las vacaciones y activar el organismo a través de una actividad física moderada, son ejercicios de tonificación con un churro en piscinas donde el agua no cubra”.

Pectorales y piernas

“Para ejercitar la zona pectoral y las piernas, se agarra el churro con las manos por el centro y se hunde a la vez que se abren las piernas. A continuación, se flexionan los brazos para que el churro regrese a la superficie a la vez que se cierran las piernas”, nos cuentan.

Tren inferior

“Desde la posición anterior, se lleva el churro a la espalda y se hunde. Mientras flota, se trabajan las piernas dando patadas al frente. Así se estarán tonificando todos los músculos de las extremidades”, explican.

Abdomen

“Se agarra el churro con las manos y se aproxima al pecho. Desde esta posición, se debe permanecer flotando en el agua y pedalear con las piernas como si se tratara de una bicicleta. Se debe buscar un ángulo intermedio para pedalear en flotación y tonificar los músculos abdominales”, recomiendan.

Procura que el abdomen no esté ni en 90º ni en 180º con respecto a nuestras piernas.

Equilibrio

“Se pisa el churro con ambos pies y se comienza a saltar evitando que se escape. Junto con el equilibrio estaremos activando el core o parte central del cuerpo”.

Para completar la rutina de entrenamiento es aconsejable dedicar unos 10 minutos a la natación, como ejercicio aeróbico, para aumentar las pulsaciones, cuidar la salud cardiovascular y mejorar la resistencia.

Además, podrás incluir a tus hijos o sobrinos en tus rutinas de entrenamiento en la piscina mientras ellos se divierten viendo tus posturas e imitándote.

0 Comentarios

Normas Mostrar