Deporte y Vida

TRIATLÓN

Luis Enrique: un 'ironman' para la selección española

ironman, trialtlón, luis enrique, selección española, fútbol

Michael Dalder

REUTERS

La faceta todoterreno del astuariano, nuevo entrenador del combinado nacional, da muestras de una enorme determinación y sacrificio.

Luis Enrique ha sido el hombre elegido por Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), para guiar los designios del combinado nacional durante, al menos, los próximos dos años. El asturiano, exfutbolista y entrenador que llevó al F.C. Barcelona a lo más alto, ha aceptado el reto tras el fiasco del Mundial de Rusia. Lo que da muestras de un carácter cincelado por los desafíos que ha debido superar.

Y es que, lejos de su faceta más conocida en el mundo del fútbol, Luis Enrique (48 años), es un enamorado del triatlón, pasión que le ha llevado a competir en una de las disciplinas más exigentes de la práctica deportiva: el ‘Ironman’. Esta modalidad de triatlón consistente en cubrir tres distancias, (3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera a pie) debe superarse en un tiempo no superior a 17 horas, lo que da muestras de su dificultad.

Pero Luis Enrique no necesitó tanto tiempo para completar pruebas como la de Frankfurt (10h y 19 minutos) o la de Niza (12h y 28 minutos), una de las más duras del circuito. Aunque quizá la más icónica y prestigiosa sea la que acontece en Hawaii, que además sirve para dirimir quién es el campeón del mundo de la disciplina.

‘Sueños por hora: historia de un Ironman’

Otro dato que quizá se desconoce sobre la figura del nuevo seleccionador nacional es su participación en un documental junto al polifacético, Josef Ajram, y el triatleta y emperasrio, Pepe Navarro. ‘Sueños por hora: historia de un Ironman’ narra la preparación de los tres protagonistas para competir en un ironman. El objetivo no era otro que fomentar los hábitos de vida saludables y la práctica deportiva con un trasfondo de superación y lucha para trasladar a la opinión pública que todo es posible si uno trabaja y se esfuerza para lograr sus sueños.

Además, se da la circunstancia de que todo el dinero recaudado fue a parar a las arcas de la fundación Pare Manel, que trabaja en el desarrollo y educación de niños en determinados barrios marginales de Barcelona.

0 Comentarios

Mostrar