Deporte y Vida

PSICOLOGÍA

Los efectos positivos del estrés y la resiliencia de Argentina

Los efectos positivos del estrés y la resiliencia de Argentina

MIGUEL MORENATTI

DIARIO AS

Analizamos con una psicóloga el estrés de la selección argentina tras lograr en los últimos minutos la clasificación a octavos del Mundial de Rusia.

La victoria de Argentina se ha vivido de manera tan intensa que es casi imposible explicar las emociones que jugadores, cuerpo técnico, aficionados… han tenido. De estar eliminados, marcar el primer gol, liberar tensión, verse empatados y que el balón no quiere entrar.

Preguntamos a una especialista de Doctoralia, Isis Torres Mendoza, psicóloga, psicoterapeuta y coach,por esta espiral de emociones, por los beneficios del estrés para conseguir el objetivo de pasar la primera ronda y cómo la presión y ansiedad ha afectado a los de Sampaoli.

¿Cómo se ha vivido el estrés del todo o la nada de ganar la fase de grupos o pasar a octavos para Argentina?

Se ha vivido con gran intensidad emocional, tal como se vive el futbol en Argentina. Los jugadores tenían dos fuentes importantes de estrés situacional: por un lado, la importancia y visibilidad a nivel mundial del evento y por otro lado una alta incertidumbre respecto a los resultados del partido, sin perder de vista la presión que ejerce la afición argentina, donde un país entero se paraliza ante el partido y donde los resultados positivos o negativos se convierten en éxitos rotundos o fracasos imperdonables.

Argentina ha vivido contra las cuerdas y las críticas desde el minuto 1, ¿se puede trabajar así?

El estrés no siempre tiene efectos negativos en el rendimiento de los deportistas, a veces es un elemento facilitador del rendimiento. Uno de los factores que determinan el efecto facilitador es que el deportista o el equipo en su conjunto perciban cierto control respecto al afrontamiento del partido, es decir, se sientan con posibilidades de afrontarlo. En este caso, es posible que el gol de Messi y la intensidad emocional que desencadenó hayan tenido un efecto impulsor sobre la percepción del equipo respecto a sus posibilidades de afrontar el partido, liberando de este modo la tensión sostenida y canalizando el estrés de una forma eficaz.

 El gol de Messi y el de la victoria han desatado la rabia, las lágrimas, el enfado... ¿cómo es posible eso?

Por un lado sabemos que la incertidumbre es un factor que a las personas siempre nos produce angustia y tensión, y por otro lado sabemos que el futbol es capaz de producir emociones muy intensas. Si juntamos los dos factores en un partido como este, tenemos una “bomba de relojería emocional” . Así, hemos podido ver como se ha pasado de la liberación de la tensión acumulada por el gol de Messi, a la desolación por el penalti y a la euforia por la victoria.

Se enfrentan ahora contra Francia, dos grandes selecciones que aspiran a más que caer en octavos ¿quien llega con más presión?

Probablemente la presión sea la misma, pero Argentina llega con mas impulso al haberse clasificado y además de la forma en que lo ha hecho. De estar hundidos, perdiendo los dos partidos anteriores, se demostraron así mismos la capacidad de estar concentrados al cien por cien en un momento donde la presión psicológica era máxima.

Después de un primer gol que te devuelve la esperanza, viene un penalti dudoso, luego la afición se viene abajo, todo un país te dice que no vales y en ese momento límite eres capaz de centrarte y afrontar el partido.

El segundo gol en la recta final demuestra su capacidad de resiliencia como equipo, cuando todo parece perdido se lucha en lugar de tirar la toalla. Esto indudablemente fortalece su cohesión grupal, su espíritu de equipo, y este es un factor clave para el rendimiento, la motivación y la capacidad de afrontamiento de la presión.

¿Qué puede estar sintiendo Sampaoli ante las crítica dentro y fuera de la selección?

Es difícil saber exactamente qué puede estar sintiendo. Probablemente Sampaoli sienta la presión externa derivada de una afición tan radical aunque también sabe que seguirá sufriendo el “castigo” sea cual sea el resultado. Independientemente de lo que él sienta, desde su papel de entrenador tiene una influencia emocional sobre su equipo.

El punto clave es si será capaz de gestionar toda esa presión en lugar de transmitirla a los jugadores en los próximos partidos, pues buen líder es aquél que es capaz de absorber la incertidumbre para que su equipo pueda desarrollar su potencial y alcanzar un buen rendimiento.

0 Comentarios

Normas Mostrar