Deporte y Vida

Un té para cada hora del día

NUTRICIÓN

Un té para cada hora del día

Un té para cada hora del día

El cuerpo no está igual a la hora de levantarse que a mediodía, ni a la hora de la merienda que después de cenar. Te contamos qué té debes tomar según la hora y las necesidades de tu cuerpo.

La cronobiología en la dieta se aplica para saber cuándo nos sienta mejor cada alimento, desayuno, comida, cena… es lo mismo que para hacer deporte, uno sabe cuándo está mejor, si nadar por la mañana, correr por la tarde, ir al gimnasio a la hora de comer…

Hoy te contamos qué té debes tomar según la hora del día, de la tarde, de la noche, y las necesidades de tu cuerpo. Todos diferentes con grandes beneficios para el organismo.

El té del desayuno

Un té fuerte, con teína, potente. Que te ayude a despertarte. Elige ingredientes como hojas de mate, gingseng, guaraná… Con toques más aromáticos, como la canela, cítricos… La firma Ship apuesta por su gama Vitality.

Un té para el almuerzo

La hora del almuerzo en muchas dietas se utiliza para tomar embutido, o snacks saludables. Puedes aprovechar también para añadir una infusión suave que calme un poco el hambre y si estás haciendo dieta que te ayude a mantenerte más saludable. El té verde es uno de los más recurrentes ya que contiene antioxidantes que protegen el organismo. El té rojo es otro de los clásicos por su aroma natural, además de ayudarte a perder peso.

Un té después de comer

Según haya sido tu comida, ya conoces las necesidades de tu cuerpo. El té con hinojo es bueno para evitar los gases. El té de alcachofera ayuda en las digestiones lentas y pesadas. La manzanilla, aunque no es un té, es una infusión que suele tomarse para dolores de tripa, ayudar a hacer la digestión, facilitar que la comida no nos cueste tanto. Además es muy efectiva para combatir los nervios.

La hierbaluisa, con un sabor a limón muy apetecible, ayuda cuando tienes problemas estomacales, gases o digestiones lentas. Una infusión de boldo evita los gases, la pesadez de estómago, ayuda a eliminar líquidos. Un té de jengibre te ayuda a evitar una pesadez fuerte de estómago, evitar el reflujo… todos recomendables para que la digestión sea más sencilla y no estemos pesados, especialmente si tenemos después trabajo, que estudiar…

Té para la hora de dormir

La hora de dormir es especialmente sensible. Si te levantas mucho a hacer pis, vigila la cantidad de agua que tomas. Si añades leche al té ayudarás de manera natural con un alimento que contiene triptófano.

Hay tés especiales sin teína que ayudan a relajar el cuerpo. Si buscas hacerte tu propio té en tiendas especializadas, las semillas, los pétalos de rosa, la melisa… ayudan a que el descanso sea más fácil.

0 Comentarios

Mostrar