Deporte y Vida

Las verdaderas razones por las que no estás perdiendo grasa

PERDER PESO

Las verdaderas razones por las que no estás perdiendo grasa

Las verdaderas razones por las que no estás perdiendo grasa

Naira Fernández

El camino hacia la pérdida de grasa está lleno de buenas intenciones, pero todos podemos caer en muchos errores a la hora de intentarlo. Te decimos cuáles son.

¿Has estado analizando la cantidad exacta de calorías, negándote a ti mismo todas las cosas que más te gusta comer, y todavía no estás viendo ningún resultado? Si has estado haciendo dieta y siguiendo el plan al pie de la letra, pero no ha visto ese cambio en tu físico, es hora de examinar más de cerca el enfoque que le estás dando. Recordemos, según nos contó el dietista Víctor Reyes en su entrevista con nosotros, que la clave es la adherencia a un plan, y que a él no le gusta la palabra “dieta” por definición y por lo que conlleva. Vamos a analizar los motivos por los que no pierdes grasa.

A dieta durante demasiado tiempo

La primera razón por la que no estás quemando grasa como esperabas es que simplemente has estado haciendo dieta durante demasiado tiempo. Una dieta prolongada puede ponerte en estado de síndrome metabólico y resistencia excesiva a la insulina. Este modo de inanición ralentiza el metabolismo. Claro, estás consumiendo menos calorías, pero también estás quemando menos, lo que significa que no estás progresando.

No mides correctamente las calorías

Para esto hay una solución muy sencilla si de verdad estamos comprometidos con la pérdida de grasa, y no tiene más que comprar una pequeña tana. El aceite de oliva es muy sano, si, ¿pero te pasas a la hora de echarlo a las ensaladas? La crema de cacahuete es fantástica, pero añades demasiada a tu rebanada de pan integral…hay muchas maneras de pasarse con la comida porque infravaloramos las calorías que realmente comemos.

Llega el fin de semana…y adiós

Pareces tenerlo todo controlado entre semana. De hecho, puede que incluso llegue el viernes y te mantengas en tu peso ideal, pero llegan las cervezas, el alcohol, las comidas con los amigos…y te desparramas. El fin de semana es casi el 30 por ciento de la semana total. Si sigues tu dieta solo el 70% de las veces, no es de extrañar que no estés viendo las pérdidas que estás buscando. Si de verdad estás comprometido, el fin de semana permítete un pequeño gusto, pero sin pasarte o echarás todo por tierra.

El gimnasio cuenta, la nutrición no

Este es un caso muy frecuente. Personas que se pueden pasar una hora haciendo pesas, otra en la cinta de correr, pero llegan a casa y…pizza precocinada, patatas fritas y de postre crema catalana. No hay nada malo en ir al gimnasio o hacer deporte por mero disfrute, pero si quieres perder peso, es hora de que te pongas en mano de un nutricionista o investigues por tu cuenta algunos casos de éxito y de cambio de hábitos alimenticios.

Tu NEAT es muy bajo

Por NEAT entendemos el gasto calórico que no está relacionado con el ejercicio en sí mismo: caminar, hacer la compra, cualquier movimiento que implique quema de calorías aunque no lo pretendamos. Si te pasas una hora en el gimnasio pero el resto del tiempo lo pasas en la oficina, de manera sedentaria en el sofá…quizá deberías plantearte moverte un poco más. Comenzar haciendo 5.000 pasos al día puede ser un buen comienzo.

0 Comentarios

Normas Mostrar