Deporte y Vida

¿Tienes deficiencia de vitaminas? Esta es la manera de saberlo

SALUD

¿Tienes deficiencia de vitaminas? Esta es la manera de saberlo

¿Tienes una deficiencia de vitaminas? Esta es la manera de saberlo

Dermologic

Las vitaminas son micronutrientes esenciales para nuestro organismo. Si tienes alguna deficiencia, el cuerpo nos lo puede avisar de diferentes maneras.

Una buena dieta asegura que no tengamos deficiencias de vitaminas y minerales, sin embargo, una nutrición pobre puede resultar en un déficit y nuestro cuerpo nos lo puede decir de muy diversas maneras. Te contamos cuáles pueden ser los síntomas de que te faltan algunas vitaminas, lo que afecta de manera negativa a nuestra salud.

Te sangran las encías: falta de vitamina C

La vitamina C juega un papel importante en la curación de heridas, la inmunidad e incluso actúa como un antioxidante, ayudando a prevenir el daño celular. Si te sangran las encías, puede que no estés tomando suficientes frutas y verduras. El cuerpo humano no produce vitamina C por sí mismo, lo que significa que la única forma de mantener niveles adecuados es a través de la dieta. Se recomienda tomar alrededor de 60 mg al día.

Problemas de visión por la noche: deficiencia de vitamina A

Una baja ingesta de vitamina A a menudo está relacionada con una condición conocida como ceguera nocturna, que reduce la capacidad de las personas para ver con poca luz u oscuridad. Esto se debe a que la vitamina A es necesaria para producir rodopsina, un pigmento que se encuentra en la retina de los ojos y que le ayuda a ver de noche. Cuando no se trata, la ceguera nocturna puede progresar a una condición llamada xeroftalmia, que puede dañar la córnea y, en última instancia, conducir a la ceguera.

Uñas muy frágiles: falta de biotina (vitamina B7)

La biotina, también conocida como vitamina B7, ayuda al cuerpo a convertir los alimentos en energía. La deficiencia de biotina es muy rara, pero cuando ocurre, cabello o uñas se resienten y se vuelven frágiles, y son algunos de los síntomas más notables. Las mujeres embarazadas, los fumadores o los bebedores crónicos y las personas con trastornos digestivos tienen más riesgo de desarrollar una deficiencia de biotina. Además, el uso prolongado de antibióticos y algunos medicamentos anticonvulsivos son factores de riesgo.

Úlceras bucales o comisuras en la boca: deficiencia de vitaminas del grupo B

Las lesiones en y alrededor de la boca pueden estar relacionadas en parte con una ingesta insuficiente de ciertas vitaminas o minerales. La queilitis angular, una condición que hace que las comisuras de la boca se rompan, se partan o sangren, puede estar causada por salivación excesiva o deshidratación. Sin embargo, también puede ser causada por una ingesta insuficiente de hierro y vitaminas B, particularmente riboflavina.

Pérdida de cabello: falta de minerales

La pérdida de cabello es un síntoma muy común. De hecho, hasta el 50% de los hombres y mujeres reportan sufrir pérdida de cabello cuando alcanzan los 50 años de edad.

Una dieta rica en los siguientes nutrientes puede ayudar a prevenir o retrasar la caída del cabello:

Hierro: este mineral participa en la fabricación del ADN, incluido el ADN presente en los folículos capilares. Poco hierro puede hacer que el cabello deje de crecer o caerse.

Zinc: este mineral es esencial para la síntesis de proteínas y la división celular, dos procesos necesarios para el crecimiento del cabello. Como tal, la pérdida de cabello puede desarrollarse a partir de una deficiencia de zinc.

Ácido linoleico (LA) y ácido alfa-linolénico (ALA): estos ácidos grasos esenciales son necesarios para el crecimiento y mantenimiento del cabello.

Niacina (vitamina B3): esta vitamina es necesaria para mantener el cabello saludable. La alopecia, una afección en la que el cabello cae en pequeños parches, es un posible síntoma de la deficiencia de niacina.

Biotina (vitamina B7): la biotina es otra vitamina B que, cuando es deficiente, puede estar relacionada con la pérdida de cabello.

Carne, pescado, huevos, legumbres, verduras de hoja verde, nueces, semillas y granos enteros son buenas fuentes de hierro y zinc.

0 Comentarios

Normas Mostrar