Deporte y Vida

Estimulación cerebral, el futuro del tratamiento de la depresión

DEPRESIÓN

Estimulación cerebral, el futuro del tratamiento de la depresión

La estimulación cerebral, el futuro del tratamiento de la depresión

Un estudio publicado en Nature Medicine y hecho en ratones allana el camino para el tratamiento de la depresión libre de drogas en humanos.

Científicos de Filadelfia han tratado exitosamente la depresión en ratones usando la estimulación cerebral, allanando el camino hacia una alternativa libre de drogas para el cuidado de la salud mental.

Decenas de millones de estadounidenses y personas del primer mundo están enganchados a la medicación, altamente adictiva y costosa que, alivia su ansiedad y depresión, pero desencadena síntomas debilitantes de abstinencia si quieren dejar de tomarla. Por ello, los expertos tratan de identificar tratamientos alternativos para los pacientes de la enfermedad que mayor discapacidad causa en el mundo.

Un equipo del Hospital de Niños de Filadelfia (CHOP) ha demostrado que se puede estimular un camino en los circuitos cerebrales para crear un comportamiento "antidepresivo" en los animales. Analizaron la estimulación de una vía cerebral en ratones, lo que despierta la esperanza de un tratamiento libre de drogas en humanos. El estudio, publicado en Nature Medicine, ha sido aclamado como un posible avance en la atención de la salud mental.

"El trastorno depresivo mayor es un problema de salud muy grave en todo el mundo. Los tratamientos existentes son útiles para muchas personas, pero también tienen una alta tasa de recaídas y efectos secundarios significativos", dijo la líder del estudio, la Dra. Amelia J Eisch, investigadora de neurobiología en el Children's Hospital of Philadelphia (CHOP).

"Dado que los científicos consideran que la depresión está causada por un mal funcionamiento de los circuitos cerebrales, sugerimos que "ajustar" un circuito específico podría preparar el terreno para un tratamiento específico en el futuro”. El equipo de la Dra. Eisch se centró en un circuito conectado al hipocampo, que controla el estado de ánimo y la memoria.

"Nuestros hallazgos son la primera evidencia de que atacar este circuito cerebral en particular puede ofrecer un posible nuevo tratamiento para la depresión", dijo otro de los investigadores. “Es un primer paso, por lo que hay mucha investigación por hacer para determinar si podemos traducir este conocimiento en tratamientos prácticos no invasivos para las personas con depresión”, finalizó.

0 Comentarios

Normas Mostrar