Deporte y Vida

Por qué no deberías hacer el famoso crunch abdominal

FITNESS

Por qué no deberías hacer el famoso crunch abdominal

Por qué no deberías hacer el famoso crunch abdominal

Pro-fitness

A la hora de ejercitar el abdomen, el primer ejercicio que se nos viene a la cabeza es el clásico crunch abdominal…el problema es que puede ser muy lesivo.

Bueno, una vez desmentida la teoría de que para tener abdominales hay que hacerlos a cientos (lo importante es la nutrición), sí que es cierto que una buena tonificación abdominal puede ayudar al core y a regular la situación de nuestra espalda, que se puede ver dañada por muchos motivos, entre ellos la silla de la oficina. Sin embargo, aunque el primer ejercicio que se nos venga a la cabeza sea el crunch abdominal, te decimos por qué está desfasado y no deberías practicarlo.

Pueden ser peligrosos. Claro, si los haces bien, los abdominales pueden ser inofensivos y beneficiosos. Hacer abdominales de una manera segura y efectiva requiere una gran cantidad de conciencia corporal y conocimiento anatómico, y el crunch abdominal (sobre todo el que hace un gran recorrido) puede causar serios problemas.

Estragos en la columna vertebral. Muchos instructores, al llegar al gimnasio, te dirán que es de suma importancia mantener un buen core, y que para ello hay que entrenar el abdomen. El problema del crunch es que curva en exceso la columna vertebral, lo que puede causar dolencias lumbares, y claro, si llegamos de la oficina para mantener una buena postura, éste ejercicio no es el mejor para ello.

Mala postura. Dado que todo el cuerpo está conectado, los crunch abdominales resultan en curvas espinales aplanadas que generalmente llevan a posturas como: los hombros caídos hacia abajo, la cabeza hacia adelante, y comienzan a trabajar lentamente en esa "espalda de viejo" encorvada que nadie quiere. El crunch refuerza los malos hábitos que resultan en una mala postura.

Tensión en las caderas. La mayoría de las personas esconden su trasero cuando hacen abdominales. De nuevo, esto sobrecarga los músculos de la superficie, desencaja más músculos centrales, aprieta los flexores de la cadera y puede crear tensión en las caderas. El hábito de “meter” el culo cuando hacemos este ejercicio produce resultados no deseados en la articulación de la cadera que también pueden manifestarse como dolor lumbar.

Tensión excesiva en el cuello. ¿Alguna vez has visto a alguien hacer muchos abdominales? La mayoría de las veces habrás visto la expresión tensa en su rostro y la tensión que se les muestra en el cuello. Otra indicación de que los abdominales olvidan la conexión de toda la columna vertebral, haciendo más daño que bien.

Para una explicación más “técnica” de todo lo referente a por qué no deberíamos hacer crunch abdominal, enlazo este artículo científico de Powerexplosive que os puede ayudar mejor a comprender el por qué a los más centrados en fisiología del cuerpo humano.

0 Comentarios

Normas Mostrar