Deporte y Vida

Cuidado con las lesiones de piscina: el pectoral mayor

FISIOTERAPIA

Cuidado con las lesiones de piscina: el pectoral mayor

Cuidado con las lesiones de piscina: el pectoral mayor

La lesión del pectoral mayor se puede evitar realizando estiramientos adecuados, tanto antes de entrar en la piscina como al término. Las personas que se lanzan a nadar tras un periodo de inactividad deben tener más cuidado y estar menos tiempo.

Con este tiempo de lluvia en todas partes hay que buscar ejercicios donde no se pase frío, y la natación es uno de los más beneficiosos para la salud. Puede ser que ya tengas esta actividad en tu rutina diaria, por eso te aconsejamos cómo estirar de la mejor manera para evitar lesiones, en este caso del pectoral mayor.

En muchas ocasiones, y con el objetivo de ponernos en forma, nos lanzamos a hacer ejercicio (que está muy bien, y más para ser lunes), sin tener en cuenta que podemos llevar un tiempo de inactividad importante y que un solo día es suficiente para lesionarnos.

Lesión del pectoral mayor

Estirar correctamente este músculo hará que la actividad deportiva no se resienta.

Es una de las más comunes en la piscina. Pero hay varias maneras de evitarlo, sobre todo realizando ejercicios de estiramiento adecuados. Según el fisioterapeuta José Ángel Arroyo, de la Clínica MQ3 Fisios, “una vez que surge el dolor, sería recomendable ir al día siguiente al fisio. Sería conveniente que durante el día de lesión el paciente se pusiera un poquito de hielo, es lo más adecuado en los primeros momentos para cortar las reacciones de inflamación”, nos cuenta a Deporte y Vida.

Preguntamos si esta lesión se puede evitar, y la respuesta es sí, “hay que estar en forma, o en su defecto haber estirado de manera adecuada”, nos explica.

Algunos de los ejercicios más adecuados para estirar son muy sencillos, como “situarnos ante la puerta, adelantar un par de pasos una pierna, estirar la muñeca en el marco en un ángulo de abducción de 45 grados y extensión de 45 grados, y bajando con la rodilla y la cadera, adelantar el cuerpo sin flexionar las lumbares; la idea es adelantar el cuerpo traccionando así del pectoral. Al quedar la muñeca fija en el marco y el cuerpo adelantado, toda la musculatura del brazo de la cara anterior se estira igual y termina arrastrando al pectoral”, explica Arroyo incidiendo en que es el mejor ejercicio para estirar, recordando la importancia de estirar tanto antes como después de la actividad.

0 Comentarios

Normas Mostrar