Deporte y Vida

10 gestos habituales que debes evitar si te duele la espalda

SALUD

10 gestos habituales que debes evitar si te duele la espalda

10 gestos habituales que debes evitar si te duele la espalda

Leer en la cama, poner la lavadora, sacar el brazo por la ventanilla, hablar mucho por el teléfono y, sobre todo, estar más de ocho horas sentado trabajando, son gestos que machacan la espalda.

Cuando uno se pregunta por qué le duele la espalda lo primero que debe mirar es qué gestos hace de manera habitual, cómo es su rutina y qué debería cambiar. Es lo que nos explica el experto Ata Pouramini, es director de Quiropractic Valencia y autor de varios libros entre los que destacan Escuela de la Espalda y “Tú eres tu medicina.

Gestos habituales con los que te duele la espalda

Son los gestos del día a día los más perjudiciales para nuestra salud. Con esta lista te vas a dar cuenta que en muchas ocasiones tenemos malas rutinas.

-Leer en la cama, tumbados, con las piernas rectas. Es uno de los peores gestos para las lumbares.

-Estornudar mal, sin expulsar bien todo el aire, aguantando. Un gran error. No sólo podemos producirnos un prolapso discal o una hernia discal, sino que si somos propensos a estornudar debemos vigilar la postura. Muchas personas se doblan casi por completo, y es un gesto que a larga es muy perjudicial.

-Llevar la mochila o el bolso siempre en el mismo lado. Todos tenemos manías, y ya seas diestro o zurdo sueles llevar el bolso o la mochila siempre en el mismo lugar. Ese gesto habitual nos puede acarrear problemas de espalda, pérdidas de equilibrio constantes, una mala postura, sobrecarga de un lado.

-Lavadora, lavavajillas, ese gesto de estar semi agachado y girarte es muy malo para discos y vértebras lumbares. Lo ideal sería agacharse del todo hasta quedar casi de rodillas y levantarte del todo, aunque es algo que casi nadie hace.

-El papel del baño, el gesto de girarte a por papel cuando esté sobre el urinario es realmente perjudicial. No nos damos cuenta de cómo colocamos las cosas y las hacemos por instinto, pero es un gesto que daña la zona cervical.

-La cartera del bolsillo. Muchos hombres llevan la cartera cargada de papeles, tarjetas, y acaba siendo un verdadero peso en el pantalón. Como el tema del bolso, es perjudicial para la espalda ya que descompensa la columna y puede llegar a pinzar el nervio ciático.

-El teléfono móvil, un clásico de nuestra época. Mirar todo el rato hacia abajo hace que las cervicales sufran todo el día.

-Los tacones, no es sólo que duelan las rodillas, las caderas, los pies… es que un uso excesivo y continuado durante horas y días puede hacer que surjan lesiones como el Neuroma de Morton (irritación del nervio del pie situado entre los dedos tercero y cuarto) y la espondilolistesis, el desplazamiento de una vértebra lumbar sobre otra inferior.

-Sitting, estar ocho horas sentado, o más. No es sólo la mala postura que podamos adoptar en la silla, que ésta no sea adecuada, es que no mover las piernas, no mover la espalda, la postura de brazos y cabeza… hace que nuestra salud se resienta más de la cuenta.

-El brazo por la ventanilla, en invierno no es tan habitual, pero sí en verano. Cuando sacamos el brazo estamos realizando una postura forzada y puede llegar a desembocar en la tendinitis del supra espinoso, el hombro se inflama por esa elevación forzada y repetida de manera habitual. Muchos taxistas, camioneros, repartidores, la sufren.

0 Comentarios

Normas Mostrar