Deporte y Vida

Nueva estrategia para avanzar en una medicina de alto valor

MEDICINA

Nueva estrategia para avanzar en una medicina de alto valor

Nueva estrategia para avanzar en una medicina de alto valor

Es preciso llevar a cabo prácticas clínicas de valor que contribuyan a reducir los riesgos del sobrediagnóstico y el sobretratamiento, dos grandes problemas

La fragmentación de la asistencia y la falta de habilidades clínicas están en la base del sobrediagnóstico y del sobretratamiento, dos de los mayores problemas de la medicina moderna.

Frente a esta dinámica, los médicos internistas apuestan por el razonamiento clínico y la humanización de la asistencia, para asegurar una medicina de alto valor. Tal es así que la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) puso en marcha una estrategia para mejorar la evaluación del paciente que se abordó en el Congreso Nacional que la Sociedad ha celebrado en Madrid durante los días 22, 23 y 24 de noviembre.

En el marco de esta estrategia, la SEMI presentó en este encuentro el libro “Por una Medicina de Alto Valor”, un extenso análisis que aporta soluciones en la búsqueda de la efectividad clínica profundizando en el papel que juegan las Unidades de Medicina Interna, resaltando el razonamiento clínico y la necesidad de obtener la mayor efectividad para la salud de las personas.

Para ello, la evaluación general e integral del paciente resulta imprescindible y la entrevista clínica constituye una herramienta clave, ya que fomenta la comunicación médico-paciente, con el fin último de lograr una decisión final compartida entre ambas partes.

Sin embargo y –a pesar de su importancia- según estudios internacionales, en el 37% de las visitas los profesionales sanitarios no acaban de enterarse del verdadero motivo por el que el paciente ha asistido a su consulta. Esto revela que, aunque se continúa avanzando hacia una mejor atención centrada en el paciente, todavía queda mucho por hacer.

“Debemos dar mayor importancia a la experiencia del paciente y llevar a cabo prácticas clínicas de valor que contribuyan a reducir los riesgos del sobrediagnóstico y el sobretratamiento, que generan riesgos para los pacientes y costes innecesarios”, subraya el Dr. Antonio Zapatero, presidente de la SEMI.

Aplicación de las nuevas tecnologías y el Big Data

La aplicación de las nuevas tecnologías, como el Big Data, en la práctica médica, será otro de los aspectos que se debatirán en este foro científico que reúne en Madrid a más de 2.000 expertos.

“No cabe duda de que las nuevas tecnologías nos han facilitado enormemente el trabajo, la rutina diaria, el ordenamiento y la búsqueda de la información, la disponibilidad de nuevas técnicas de diagnóstico, la posibilidad de trabajar en red con otros profesionales... pero ello no debe hacernos olvidar el fin último de nuestra profesión como médicos, el paciente, a quien hay que preguntarle, explorarle, en definitiva, realizar una buena historia clínica. Y esto es importante porque aunque gracias a esas nuevas tecnologías somos capaces de detectar muchas más situaciones que podrían parecer enfermedades, valoradas en su conjunto, no lo son. Hacen falta profesionales que no “medicalicen” a la sociedad”, señala el Dr. Canora.

En cuanto al Big Data, este puede suponer una auténtica revolución en lo que se refiere a los estudios epidemiológicos. Su explotación se podría convertir en una alternativa a los grandes estudios multicéntricos que se realizan en la actualidad. Gracias a esta tecnología sería factible trabajar con bases de datos formadas por pacientes provenientes del “mundo real”, con sus peculiaridades por cuestiones de localización, raza, religión, hábitos…“lo que nos permitiría conocer aspectos tan importantes como la evolución de las enfermedades y la identificación de poblaciones diana para tratamientos determinados”, explica.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar