Deporte y Vida

NUTRICIÓN

Cómo preparar siempre bien el té con jengibre

Cómo preparar siempre bien el té con jengibre

El éxito de tratar bien el jengibre es tener una buena ralladura de la raíz y trocitos carnosos del jengibre en el té caliente. Calma las afonías, ayuda con los catarros, suaviza la garganta…
Oscar 2019: horario, cómo y dónde ver la gala por TV y online

Tomar té con jengibre es uno de los mejores remedios naturales contra el catarro, los problemas de garganta, cuando tienes mucha tos. Preparar bien un té con jengibre está al alcance de todos pero hacerlo bien es lo realmente complicado, por eso hoy te damos las pautas.

Jengibre, hoy en día comprar raíz de jengibre es sencillo. Desde supermercados de barrio hasta herbolarios o fruterías, está en todas partes. Para que funcione realmente debes cortar trocitos del jengibre, la ‘carne’ digamos, son muy aromáticos y blanditos, fáciles de reconocer. Si hay bastantes trocitos mucho mejor.

Otro paso fundamental es rallar sobre el té otro poco de raíz de jengibre. Es la mejor manera de que haga efecto. Y es la clave para abordar el problema de garganta. Para afonías es genial. Jengibre rallado con un rallador habitual en casa, y trocitos en el té. No falla.

Aguanta meses en la nevera, puedes comprar una vez y pasar todo el invierno sin preocuparte.

Limón, con el té caliente, el jengibre en abundancia y un buen chorro de limón, ya sea natural o líquido preparado, le darás el toque más adecuado para cuidar tu garganta.

, puedes elegir el té que más te guste, aromático, frutal, ya se de bolsa  o natural. Es un paso más, una manera de darle el toque de té. Tal vez prefieras sólo el jengibre y el limón, pero si estás tomando infusiones bien para relajarte, para descansar, para perder peso, es una manera ideal de continuar con el tratamiento y añadir un cuidado extra a tu salud.