Deporte y Vida

No dormir es un gran problema: todo lo malo que te puede pasar

SALUD

No dormir es un gran problema: todo lo malo que te puede pasar

No dormir es un gran problema: todo lo malo que te puede pasar

Poca gente, sobre todo entre semana, cumple con las recomendaciones de dormir entre siete y ocho horas al día. Mira lo que puede pasarte si no descansas bien.

Los desórdenes de sueño son un problema muy serio, más de lo que creemos. Dormir entre siete y ocho horas diarias es fundamental para gozar de una buena salud, e incluso se recomienda a los deportistas que duerman más. Por ello, te vamos a contar todo lo malo que le puede pasar a tu cuerpo si no descansas lo suficiente.

Problemas de memoria

La privación del sueño destruye la memoria a corto plazo de los adultos, según un estudio publicado en Nature que encontró que dormir mal redujo significativamente la capacidad de los voluntarios adultos de recordar las palabras que les habían mostrado el día anterior. De hecho, descansar de forma insuficiente está asociado a algunas patologías como la demencia y el Alzheimer.

Irritabilidad

¿Quién no está más irritable si ha pasado una noche en vela? El sueño afecta a nuestro comportamiento de una manera trascendental. Un grupo de investigadores encontró que las experiencias emocionales negativas del día a día se amplificaban cuando una persona no había dormido lo suficiente.

Ganancia de peso

Muy al contrario de lo que podamos pensar por lógica (si dormimos menos y estamos más activos quemaremos más calorías), dormir pocas horas está relacionado con un aumento de peso. De hecho, las personas que no descansan lo suficiente tienen más dificultades para resistir los alimentos ricos en calorías, más antojos de comidas poco saludables y mayor dificultad para controlar sus impulsos.

Riesgos cardiovasculares

La privación de sueño aumenta las concentraciones de CRP, un marcador estable de inflamación que ha demostrado ser predictivo de morbilidad cardiovascular, según un estudio publicado en Journal of The American College of Cardiology. La frecuencia cardiaca se eleva de manera significativa entre aquellos que duermen cuatro horas y los que duermen ocho.

Afecta al sistema inmunológico

La privación prolongada del sueño e incluso una noche de insomnio puede impedir actuar con rapidez a las defensas naturales de nuestro cuerpo contra una infección. Un estudio realizado en personas vacunadas contra la hepatitis Ademostró que los niveles de anticuerpos contra esta enfermedad eran más elevados en aquellas personas que dormían ocho horas.

Menos líbido y capacidad sexual

La testosterona es un componente fundamental de la pulsión sexual y el deseo tanto en las mujeres como en los hombres. Dormir aumenta los niveles de testosterona, mientras que estar despierto los disminuye. La privación del sueño o dormir menos de lo habitual, en consecuencia, se asocia con una disminución de la libido y la función sexual, y las personas que sufren de apnea del sueño corren un riesgo especial.

Dolor de cabeza

Los científicos aún no saben exactamente por qué la privación del sueño lleva a dolores de cabeza, pero es una conexión que los médicos han notado desde hace más de un siglo. Las migrañas pueden ser desencadenadas por noches de insomnio, y del 36 al 58% de las personas con apnea del sueño se despiertan con dolores de cabeza inusuales por la mañana.

Depresión

Si no dormimos, lo más normal es que nuestra autoestima se vea golpeada, nos mostremos irritables y nuestra mente no vea las cosas con claridad, además de padecer un estado de somnolencia constante. Según un estudio que relaciona el insomnio y la depresión, esto puede producir sentimientos de infelicidad e incluso, si se mantiene a lo largo del tiempo, llegar a un estado depresivo.

0 Comentarios

Mostrar