Deporte y Vida

Estás leyendo

Alimentos para conservar el moreno tras las vacaciones

FIN DE VACACIONES

Alimentos para conservar el moreno tras las vacaciones

Alimentos para conservar el moreno tras las vacaciones

Erich MÃcke

emuck - Fotolia

Suelen ser verduras o frutas muy ricas en antioxidantes. Te presentamos la lista de alimentos que te ayudará a conservar el moreno que has ganado de vacaciones.

Tras las vacaciones, y aunque el verano no haya terminado, vemos en el espejo como el color moreno que hemos ganado se va desluciendo y volvemos a nuestro tono natural. Sin embargo, a través de la alimentación podemos evitar que el proceso se acelere y evitarlo en la medida de lo posible. Por ello, te mostramos los alimentos que debes comer para mantener tu moreno en el mes de septiembre.

Papaya

Las papayas son una excelente fuente de fibra, tanto soluble como insoluble. Una fruta riquísima y que solo tiene 38 calorías por cada 100 gramos. Nos libera de toxinas ya que contiene gran cantidad de antioxidantes. Tiene incluso más vitamina C que la naranja. Además, nos ayudará a mantener nuestro lindo bronceado.

Tomate

Uno de los grandes protagonistas de la alimentación mediterránea, por algo somos más morenos. Apenas tienen 22 calorías por cada 100 gramos, por lo que se trata de un alimento de primera elección en las dietas cuyo objetivo es la pérdida de peso. Protege nuestra salud y combate el envejecimiento gracias a sus antioxidantes, entre los que destaca sin duda el licopeno.

Brócoli

Posee un gran contenido en vitaminas A, C, E, por lo que es una verdura magnífica para mantener el tono moreno de nuestra piel. Asimismo, es muy útil contra el estreñimiento gracias a su contenido en fibra, y nos protege de la hipertensión arterial por su contenido en cromo, un mineral encargado de regular la glucosa en sangre.

Lechuga

Aportan una generosa cantidad de vitaminas A, C, E, complejo B y betacarotenos, con lo que tienen un gran poder antioxidante, y ayudan a la piel y a la visión. Otra de sus propiedades es la vitamina K, que ayuda en el crecimiento de la masa ósea del organismo y evita la osteoporosis. Asimismo, posee oligoelementos como el selenio que previenen ciertos tipos de cáncer.

Canela

Es un potente antioxidante y protege contra el cáncer colorrectal. No obstante, no toda la es igual: existen dos tipos, la Cassia (que tiene un alto nivel de cumarina, que en grandes cantidades puede suponer una amenaza para el hígado) y la Ceilán. La canela es una gran fuente de calcio, por lo que también nos puede servir para mantener nuestros huesos fuertes.

Zanahoria

Su riqueza en betacarotenos convierte a la zanahoria en uno de los grandes aliados para mantener el bronceado. Estimulan la producción de melanina y ralentizan el envejecimiento de la piel, y la podemos usar de muchas formas en la cocina: ensaladas, guisos, cremas, purés…

Frutos secos

Una de sus principales propiedades es que poseen ácidos grasos esenciales o grasas saludables, como los omega 3, que promueven la salud de los sistemas nervioso e inmunológico. Los más consumidos son las nueces, los cacahuetes, los anacardos, las almendras, las avellanas o los piñones.

 

0 Comentarios

Mostrar