Deporte y Vida

La hipertensión, un riesgo: tenla bajo control con estos consejos

SALUD

La hipertensión, un riesgo: tenla bajo control con estos consejos

La hipertensión, un riesgo: tenla bajo control con estos consejos

Andrei Tsalko - Fotolia

A partir de los 40 años hasta 1 de cada 5 personas tienen alta la presión arterial, así que nunca es pronto para llevar a cabo medidas para tenerla bajo control.

Considerada como el primer factor de riesgo cardiovascular por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipertensión arterial es una de las patologías más frecuentes en nuestra sociedad. A partir de los 40 años hasta 1 de cada 5 personas tienen alta la presión arterial. Y al menos 6,5 millones de españoles están diagnosticados como hipertensos. Tener controlada la presión arterial es fundamental para la salud, así que desde la Fundación Española del Corazón nos brindan algunos consejos.

Según la doctora Petra Sanz, cardióloga del Hospital Universitario Rey Juan Carlos y del Hospital Infanta Elena, “los cambios en el estilo de vida nos ahorran pastillas. Hay pacientes que solamente con ese cambio consiguen que su tensión vuelva a la normalidad sin llegar a tomar pastillas”, asegura. Por eso, para mantener la tensión controlada hay que procurar mantener un estilo de vida saludable basado en las siguientes orientaciones:

Evitar el estrés crónico

Está demostrado que el estrés crónico (el relacionado con el trabajo, la insatisfacción conyugal, una mala situación económica...) puede provocar una elevación persistente de la presión arterial. Controlarlo es fundamental, por lo que si es necesario hay que consultar con un psicólogo o psiquiatra.

Alimentación sana

Eliminar o al menos disminuir la cantidad de sal de la dieta es una de la principales medidas a tomar. La reducción del consumo de sal a 5 gramos por día disminuye la tensión arterial en hasta cuatro o cinco milímetros de mercurio. Junto a ello son eficaces otras medidas como la disminución del consumo de alcohol, el aumento del consumo de frutas y verduras y el control del peso.

Más ejercicio

Aumentar la actividad física es clave si somos sedentarios. Un ejercicio físico aeróbico habitual es muy beneficioso para controlar la tensión si se hace todos los días, adaptándolo a la edad y circunstancias de cada persona. Entre los más recomendables está caminar durante 30 minutos diarios a una velocidad moderada.

Abandonar el tabaco

Además de muchos otros efectos nocivos, el tabaco provoca un incremento agudo de la tensión arterial y la frecuencia cardiaca que persiste más de 15 minutos después de fumar un cigarro.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar