Deporte y Vida

Cuál es el problema con los huevos con fipronil

NUTRICIÓN

Cuál es el problema con los huevos con fipronil

Cuál es el problema con los huevos con fipronil

PIROSCHKA VAN DE WOUW

AFP

La OMS lo clasifica como "pesticida moderadamente peligroso"; su efecto acumulativo en un consumo alto puede llegar a afectar a los sistemas hepático, renal y la glándula tiroides.

La importancia de la infección con fipronil es bastante grave. No solo porque se tardó casi un mes en dar la voz de alarma, sino porque este componente puede ser peligroso para la salud.

La historia

El escándalo saltó a los medios a principios de este agosto pero se remonta a junio, cuando la autoridad responsable de la seguridad alimentaria en Bélgica detectó por primera vez la sustancia en partidas de huevos.

Hasta el 20 de julio Bélgica no informó a las autoridades comunitarias. Según los análisis publicados, fue la granja holandesa Chick Friends la que utilizó este tratamiento, pero fue Poultry Vision, una empresa belga de la provincia de Amberes, la que proporcionó la sustancia a Holanda.

La Comisión Europea decidió ayer abrir una investigación para analizar si Bélgica reaccionó tarde en el escándalo de los huevos contaminados con fipronil, un insecticida prohibido para uso alimentario en la Unión Europea.

Qué es el fipronil

Este compuesto fue descubierto por una farmacéutica francesa a finales de los años ‘80, y llegó a los mercados a principios de los años ‘90.

Es muy efectivo en todo tipo de plagas, ya que es utilizado antipulgas para mascotas y como antiplagas domésticas, así como para fumigar cultivos de maíz y campos de golf.

El fipronil en los huevos

Este componente está prohibido en Europa, pero algunos de sus activos están presentes en productos veterinarios.

El consumo de un producto contaminado puede tener efectos secundarios nocivos, pero sólo si su consumo es continuado. Se debe a la concentración del pesticida, que solo sería dañino en grandes cantidades. Sí es aconsejable tirar los alimentos, sobre todo para evitar que los niños y embarazadas se expongan a posibles peligros.

El consumo continuado de fipronil puede causar desde náuseas, dolores de cabeza y estómago. En los peores casos, dañar el hígado, riñón y tiroides.

Según la OMS, una persona tendría que consumir al menos 10.000 huevos contaminados, durante un corto periodo de tiempo, para poner en riesgo su salud.

Países afectados

Hasta ahora se han detectado casos en Holanda, Bélgica, Alemania, Suecia, Suiza, Francia y Reino Unido. En España, de momento sólo el gobierno vasco ha destruido 20.000 huevos líquidos procedentes de Francia por la presencia de fipronil.

0 Comentarios

Mostrar