Deporte y Vida

Padecer caries o ser bruxista merma el rendimiento deportivo

SALUD

Padecer caries o ser bruxista merma el rendimiento deportivo

Padecer caries o ser bruxista merma el rendimiento deportivo

Carl Recine

REUTERS

Una de las cosas que más cuidan los deportistas es su salud bucodental. Padecer de caries, dolor de muelas o bruxismo puede agravar una lesión.

Las mujeres embarazadas sufren hemorragias bucodentales. El aumento del flujo sanguíneo en su cuerpo provoca en algunas ocasiones que además de moverse los dientes (durante toda la vida se están moviendo), les sangren las encías. Muchos deportistas sufren también por su boca y las lesiones se pueden agravar más de lo que podría parecer por una simple caries.

“Lo ideal sería que antes de comenzar la temporada, los deportistas se sometiesen a una revisión bucodental que permitiese posteriormente un seguimiento rutinario. De esta forma se podría minimizar al máximo este tipo de dolencias, que posteriormente se ven reflejadas en un menor rendimiento deportivo” asegura Gustavo Camañas, Director Médico de Vitaldent.

Problemas bucodentales frecuentes en los deportistas

Traumatismos dentales: parece estar asociado el protector dental a deportes de contacto duro, pero cada vez más jugadores de baloncesto recurren a estos protectores, no sólo en rugby o boxeo. Si has perdido una pieza y la has cambiado deberás llevar el protector para prevenir.

Bruxismo: es una de las dolencias menos conocidas y que más muestran el estrés. Cuando dormimos solemos apretar los dientes, o cuando estamos conduciendo. En momentos a lo mejor que estás relajado sin pensar mucho, como viendo la televisión. Un dolor que comienza en la mandíbula afecta a los oídos, dolores de cabeza… Los deportistas suelen tener picos de actividad intensa y en muchas ocasiones aprietan los dientes debido a la concentración y los nervios. Esta tensión mandibular no sólo desgasta las piezas dentales, también provoca dolores de cabeza y complicaciones musculares que influirán en su rendimiento. La fisioterapia para descargar la zona y las férulas de descarga serán el mejor remedio para evitar que la tensión no se siga acumulando.

Caries y desgaste dental: la deshidratación, la ingesta de productos ricos en glucosa o abusar de bebidas isotónicas pueden favorecer la aparición de caries, lo que puede provocar un mayor número de lesiones musculares. La natación o el waterpolo producen un mayor deterioro de las piezas dentales por los agentes químicos del agua.

Barodontalgia: los submarinistas, montañistas o pilotos de motocilcismo, fórmula 1, aviación… pueden padecer dolor de dientes por los bruscos cambios de presión.

El director médico de Vitaldent puntualiza que “por lo general, la mayoría de enfermedades bucodentales son fáciles de prevenir con buenos hábitos de higiene bucodental. Además, suelen ser fáciles de detectar, sin embargo, algunas intervenciones precisan de cambios de hábitos, por lo que se requiere un mayor margen de tiempo para tratarlas”.

Si estás realizándote además un tratamiento de blanqueamiento necesitarás cuidar la boca mucho más. Una de las formas más sencillas es con pasta de dientes que cuide la sensibilidad, y con bebidas ni muy frías ni muy calientes. Durará sólo unos días, pero es bastante molesto.

0 Comentarios

Normas Mostrar