Surf

Prohiben el surf en Nazaré por culpa de las aglomeraciones con el huracán Epsilon

A petición del Capitán del Puerto de Nazaré, las autoridades prohiben desde hoy y 'hasta nueva orden' el free surf y el tow-in surfing en Praia do Norte.

Prohiben el surf en Nazaré por culpa de las aglomeraciones con el huracán Epsilon
Octavio Passos Getty Images

Nazaré, el sitio donde rompe la mayor ola del mundo, el mayor anfiteatro del surf XXL, el escenario donde estos días se ha podido disfrutar de un espectáculo sin igual gracias a la marejada enviada por el ex huracán Epsilon... no verá a más surfistas intentando coger olas desde hoy y hasta nueva orden de las autoridades.

Así lo han explicado desde el portal especializado en surfing y previsiones de olas Magicseaweed, publicando la carta firmada por el Capitán del Puerto de Nazaré, José António Zeferino Henriques. Que lo deja muy claro, con fecha 4 de noviembre:

"En el contexto actual de pandemia en Portugal, en situación delicada, la Praia do Norte, del municipio de Nazaré, en el Distrito de Leiria, prohibe la práctica del Free Surf y el Tow-in surfing por orden de la Delegación de Salud Regional de Lisboa y el Valle del Tajo, ya que promueve la aglomeración de público y constituye por tanto un gran riesgo para la salud pública. No respetar dicha prohibición incurre en un delito penado por ley". 

Algunas de las imágenes de aglomeraciones a las que se refiere se pueden ver aquí:

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de As Acción (@asaccion) el

¿Qué pasa con el Nazaré Tow Surfing Challenge?

Desde el envío de la carta, la policía ha estado patrullando por la playa para controlar que se cumple la prohibición. Una prohibición inédita en Nazaré que llega justo después de que la World Surf League anunciara el inicio del período de espera para el mundial de surf tow-in (cogen las olas arrastrados por un jet ski), el Nazaré Tow Surfing Challenge, que se alargará hasta el 31 de marzo.

Cuando se anunció la celebración de dicho evento, este mismo lunes, ya se advirtió de que las autoridades cerrarían los accesos al acantilado donde se produjeron las algomeraciones durante la llegada de las olas de Epsilon. Sin embargo, parece que para las autoridades no ha sido suficiente. Y aunque todo hace pensar que el gobierno municipal mediará para elaborar un plan que permita el surf en esta Meca de las olas gigantes y a su vez evite las aglomeraciones, lo cierto es que de momento está en vigor una prohibición que priva de uno de los mayores espectáculos de la naturaleza.