Esquí

¿Dónde se podrá esquiar este verano 2020?

Desde el único indoor de España a las estaciones de esquí de los Alpes, repasamos qué pistas abren tras el pico de la crisis del coronavirus.

¿Dónde se podrá esquiar este verano 2020?
Instagram @afriskimountainresort

A mediados de marzo se decretó en España el estado de alarma y se puso fin de manera precipitada a la temporada de esquí y snowboard. Además, desde unos días antes y hasta unos días después, las estaciones del resto de Europa también fueron cerrando sus puertas debido a la expansión del brote de Covid-19. Solamente algunos casos excepcionales como el de Suecia mantuvieron su actividad -con restricciones- en la nieve. 

Con el coronavirus 'de bajada' en el viejo continente, la mayoría de países están flexibilizando las medidas restrictivas que impedían ir a la nieve. De hecho, en España ya hemos visto como varios esquiadores aprovechaban lo que les permitía la ley para deslizarse sobre los últimos resquicios de nieve del país.

Pero la pregunta que se hacen muchos amantes de la nieve es si podrán ir a esquiar a alguna parte este verano. La respueta es sí, aunque seguramente no será en las condiciones de años anteriores. Estos son algunos ejemplos que lo demuestran:

En España

La única estación de esquí cubierta de España, Madrid SnowZone, acaba de reabrir sus 18.000 metros cuadrados de pistas con un protocolo para retomar la actividad con plenas garantías. Entre dichas medidas destacan: el control del aforo, de momento el 30%; la desinfección con asiduidad de la instalaciones con ampliación del personal de limpieza y la incorporación de seis máquinas de ozono o cinco dispensadores de gel higienizante; y de seguridad, como el uso obligatorio de la mascarilla en la pista.

En España existen dos opciones más para esquiar, pero no son pistas de esquí al uso. La primera es Ski Sin Límites, una pista de esquí en seco indoor ubicada también en Madrid para la que ya se puede pedir cita. Y la otra es la pista sintética de Virgen de la Vega en Teruel, una pista artificial con tecnología Neveplast de 100 metros de longitud y 16 de ancho. En este caso no se tiene información sobre su apertura.

En Europa

Según informa el portal Solonieve, algunos glaciares de los Alpes ya han ido confirmando su apertura para este verano. Es el caso de algunos ejemplos como Tignes, que abrirá el 20 de junio tanto para profesionales como para el público en general (y cerraría el 2 de agosto). También Val d'Isere, que ha abierto sus puertas este fin de semana con 600 personas al día y con reserva online. O Les 2 Alpes, que de momento permite el acceso exclusivamente para los deportistas de alto nivel y a partir del 27 de junio irá aumentando su capacidad.

Fuera de los Alpes existen otras opciones en Europa. Por ejemplo los 3 glaciares noruegos que han recibido nevagas históricas esta temporada. El de Fonna abrió el 2 de mayo después de acumular hasta 15 metros de nieve (registro inédito en los últimos 20 años). El de Galdhopiggen también ha retomado su actividad. Y el de Stryn sigue retrasando su apertura pero no debería pasar del 12 de junio, según anuncian en su página web. Cabe recordar que en todos los casos, también en el de los Alpes, la posibilidad de ir allí dependerá de las restricciones de movilidad.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de FONNA Gʟᴀᴄɪᴇʀ Sᴋɪ Rᴇsᴏʀᴛ (@visitfonna) el

El invierno austral

Si la desescalada lo permite, desde este mismo mes de junio deberían ir abriendo decenas de zonas de esquí en el hemisferio sur. Desde Nueva Zelanda a Australia pasando por Argentina y Chile e incluso Afriski (la singular estación del áfrica subsahariana). Sin embargo, habrá que ver si todas pueden hacerlo, ya que por ejemplo la famosa estación argentina de Las Leñas ya ha renunciado a ello "en salvaguarda de sus trabajadores y público en general".

En definitiva: opciones para practicar esquí o snowboard no faltarán ya que muchas pistas de esquí abrirán, aunque poder llegar hasta ellas estará sujeto en la mayoría de casos a las restricciones de movilidad que pueda haber; y su uso al aforo marcado para contener la expansión del coronavirus.